Cartagena


“Ese relleno es una bomba de tiempo”

Pese a los controles ejercidos recientemente por las autoridades, la gente sigue metiéndose al antiguo relleno sanitario en Henequén, zona considerada de alto riesgo.

REDACCIÓN CARTAGENA

16 de marzo de 2021 12:00 AM

La última vez que el antiguo relleno sanitario fue invadido fue en el año 2015. En esa ocasión el fenómeno no fue controlado a tiempo por las autoridades y cuando actuaron ya hasta había familias habitando allí en cambuches y casuchas de madera.

El 22 de abril de ese año se realizó un desalojo en el que hubo fuertes disturbios, gases lacrimógenos y un ataque a la fuerza pública de parte de los vecinos porque supuestamente dos niños fallecieron en el operativo. Finalmente, tras consultar con los centros de salud cercanos y verificar la información con la comunidad, se comprobó que la noticia de los menores fallecidos era falsa.

En los desmanes sí hubo heridos, sobre todo intoxicados con los gases, aunque no revistieron gravedad. A mediodía ya todas las casuchas estaban desmontadas, en el piso, y los miembros del ESMAD garantizaron la seguridad de la zona en las siguientes horas. Las personas desalojadas no volvieron.

En ese momento la Alcaldía aseguró que al ya clausurado relleno sanitario se le haría un cerramiento para evitar futuras invasiones. Sin embargo, seis años después el fenómeno se repite.

(Lea: Autoridades recuperan el antiguo relleno sanitario).

Desde febrero de 2021 empezaron nuevamente las invasiones al antiguo relleno, considerado de alto riesgo por la cantidad de gas metano y dióxido de carbono producto de los residuos sólidos y orgánicos que durante años se arrojaron ahí. Todos esos gases están acumulados debajo de la superficie y podrían causar una explosión en caso de tener contacto con fuego.

Quieren mano firme

Desde diversos sectores de Cartagena han pedido soluciones radicales al Distrito, pues con el pasar de los días el problema parece agrandarse y después resultará más complicado resolverlo. Geverson Ortiz, presidente de las Juntas de Acción Comunal (Asojac) de la Localidad 3, pidió pronta actuación a la Alcaldía

“Invitamos al gobierno distrital a que tome las acciones correspondientes. El viernes pasado hubo un operativo leve, se necesita algo serio y contundente porque ese relleno es una bomba de tiempo. La gente tiene más de un mes de estar ahí, en la zona central están vendiendo lotes. Sabemos que hay mucha necesidad de vivienda pero allí también hay avivatos que están acostumbrados a eso para venderle a personas incautas”, expresó el gestor cívico.

(Lea: Así afectó el COVID-19 la vida laboral de las mujeres en Cartagena).

De igual forma, Ortiz precisó que en el relleno se cerraron hace varios años todos los puntos de emisión de gases y existe una acumulación de metano que representa un gran riesgo para cualquier asentamiento humano.

“Aquí el único interés es salvaguardar la vida de esas personas, de esos niños, hay que prevenir un tragedia”, finalizó el dignatario.

En el 2015, cuando se hizo el último lanzamiento, el propósito de la administración de ese entonces era convertir el relleno sanitario en un parque ecológico. Tal proyecto nunca se ejecutó y la nueva invasión pone en evidencia la falta de controles en el lugar.

Sin declaraciones
Este medio se comunicó con la Secretaría del Interior del Distrito para conocer qué medidas se van a implementar en la zona, pero no obtuvimos respuestas. Cabe recordar que el pasado viernes 12 de marzo se realizó un operativo en el que participaron autoridades como EPA Cartagena, Policía Nacional, Guardia Ambiental, Alcaldía Local, Secretaría del Interior, Espacio Público, Policía Ambiental, Policía de Infancia y Adolescencia, ESMAD, Personería Distrital, y Apoyo Logístico de la Alcaldía Mayor, pero solo se hizo una recuperación de espacio público que no fue suficiente porque los invasores han aumentado.
  NOTICIAS RECOMENDADAS