“Estamos en la calle y sin garantías”: habitantes Portales de Blas de Lezo I

03 de octubre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La pesadilla no acaba para las 15 familias que adquirieron vivienda propia en el edificio Portales de Blas de Lezo I, obra que fue hecha por la Sociedad Constructora Quiroz, misma que levantó más de una decena de edificios ilegales en Cartagena.

Luego de conocerse los resultados del estudio patológico que realizó la Universidad de Cartagena a este edificio, que según la Superintendencia de Notariado y Registro fue construido con una licencia falsa de la Curaduría Urbana, la determinación del Distrito fue contundente: ordenar el desalojo de este inmueble, teniendo en cuenta que esta propiedad representa un peligro para sus moradores y vecinos.

Muchos de los habitantes de Portales de Blas de Lezo I empezaron ayer a sacar sus muebles y electrodomésticos, mientras que otra parte de los dueños de los apartamentos dejaron a un lado el trasteo y sostuvieron una reunión con funcionarios de la Alcaldía, quienes les explicaron a qué se enfrentarían y cuál es el respaldo que tendrán del Distrito.

En la reunión también estuvo presente personal de la Universidad de Cartagena, quienes explicaron técnicamente los hallazgos que encontraron y en los que se basaron para determinar que el edificio es vulnerable.

Sin soluciones
Uno de los anuncios que más les causó preocupación es que desde la Oficina de Gestión del Riesgo siguen sosteniéndoles que el subsidio que les darán a cada familia mensualmente mientras solucionan la situación es de 400 mil pesos.

“El alcalde aseguró que el Distrito también es víctima de todo lo que ha ocurrido con las construcciones ilegales y eso no es así, ya que las víctimas somos nosotros por el mal proceder de la oficina de Control Urbano, que solo hasta ahora es que viene a monitorear las construcciones.

“Quieren que nos salgamos, pero no nos brindan apoyo económico, moral, social y sicológico. Ese subsidio no nos alcanzará para nada, ya que no nos pueden desmejorar nuestra calidad de vida, puesto que en ningún barrio que sea de un estrato igual que en el que vivimos vamos a encontrar un arriendo a este precio”, le sostuvo a El Universal un vocero de los habitantes del edificio.

Respecto al auxilio económico, los habitantes de Portales de Blas de Lezo I explicaron que  la Alcaldía les hará llegar hoy un documento en el que estaría formalmente su última oferta respecto al subsidio.

“Están improvisando”
Luego de notificarles y explicarles las condiciones estructurales del edificio, el Distrito les dio a las 15 familias ocho días para que desalojaran la propiedad horizontal, pero los vecino aseguran que este tiempo es insuficiente debido a que no cuentan con el personal ni los vehículos necesarios para hacer el trasteo.
“Nosotros quedamos en la calle buscando donde mudarnos y el constructor rascándose la barriga en su casa. Para colmos solo nos ofrecieron un camión y unos cuantos brigadistas.

“Por ejemplo, en mi casa tengo aires acondicionados, una lavadora conectada y piezas de madera que tiene que desarmar un carpintero... ¿Usted se imagina bajar eso de un quinto o cuarto piso? Eso que nos están ofreciendo no es suficiente para que evacuemos”, reclamó la fuente.

Bancos: dolor de cabeza
La mayoría de los propietarios puntualizaron que la preocupación más grande que tienen está en que los bancos continúan cobrándoles las cuotas fijas de los préstamos que hicieron para poder financiar la compra de los inmuebles.

“Qué ironía que nos toque seguir pagando por un apartamento que fue construido ilegalmente, del cual nos desalojaron y que está en riesgo de caerse. El Distrito nos dijo el domingo pasado que nos  iba a apoyar con un decreto o informe para que los bancos nos congelaran las cuotas hasta que se aclarara todo, pero para nosotros eso no sirve de nada, lo que realmente sirve es la orden de un juez que es quien decide si se sigue pagando o no.

“Aquí la culpa es de la constructora de los Quiroz, de la Alcaldía, Control Urbano, Notarías y hasta de los bancos. Hoy nosotros estamos en la calle buscando donde mudarnos y el constructor rascándose la barriga en su casa y con una pena de apenas 4 años”, comentaron.

Diagnóstico
Héctor Anaya Pérez, director de Control Urbano, explicó que el informe de 175 páginas concluye que “el edificio no cumple con las normas NSR – 10 (Norma Colombiana Sismo Resistente), que la calidad de los materiales y la manera como se manejó la estructura del edificio no es la adecuada, no cumplen con las exigencias mínimas de la norma y la sugerencia de la universidad es que se realice una evacuación controlada”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS