Protección costera: “estamos entre invitación abierta y licitación pública”

23 de enero de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las inquietudes y sugerencias sobre el método de contratación que utilizaría la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres (Ungrd) para el macroproyecto de protección costera, que en un principio se iba a dar a través de invitaciones a un banco de oferentes de la unidad y a empresas puntuales propuestas por el Distrito, motivó a que este ente estatal replanteara esta modalidad.

En pocos días, la Ungrd decidirá junto a una mesa de trabajo con la Procuraduría General de la Nación, entre otras entidades, si la contratación se dará a través de una invitación pública y abierta o de una licitación abierta.

“Hemos anunciado que por ley se nos permite hacer un tipo de licitación cerrada, pero desde el primer momento dijimos que no lo íbamos a hacer. Lo segundo es que queríamos hacer una convocatoria, que también lo dice la ley, para tener unas 25 o 30 invitaciones, y también dijimos que no lo vamos hacer. Ahora tenemos dos alternativas: una invitación pública y abierta o una licitación como debe ser con todos los parámetros de ley.

“Para eso hemos conformado una mesa de trabajo con la Procuraduría y las diferentes entidades, para decidir. Todos queremos una sola cosa: que se manejen bien los recursos y haya transparencia, y así lo vamos a hacer. Esto se define en los próximos días”, explicó Eduardo González Angulo, director de la Ungrd.

Por invitaciones

El pasado 11 de enero, cuando se expuso el cronograma del macroproyecto de protección costera, González explicó que desde la Ungrd tienen unas medidas especiales de contratación en emergencia, que son las establecidas en el artículo 166 de la Ley 1523, en la que se dan los pasos respectivos para las contrataciones bajo los principios de la claridad y transparencia.

Respecto a la selección del contratista, precisó que se invitarían a varias firmas y entre estas se escogerá a la más idónea, teniendo como prioridad las empresas de la región que tengan experticia en este tipo de proyectos.

Dijo que se iban a hacer las invitaciones respectivas y lo principal era que participaran empresas de la región Caribe. Agregó que le iba a pedir al Distrito que presentara dos o tres proponentes y que desde la Ungrd tenían algunas firmas que han hecho trabajos similares.

Precisó que el Fondo Nacional de Gestión del Riesgo tiene unas medidas especiales de contratación que se dan de la siguiente forma:

1. Enviar las invitaciones a cotizar del listado que definan las partes del convenio.

2. Verificar con los equipos de trabajo: técnico, jurídico y financiero de las cotizaciones remitidas y así seleccionar la firma que va a ejecutar el proyecto.

3. Remitir la invitación a contratar al proponente.

4. Generar el contrato.

Las peticiones

El primero en hacer objeciones sobre este método de contratación fue el Consejo Gremial de Bolívar, que pidió una licitación abierta con la que haya garantías y mayor tranquilidad para la ciudadanía, que estaría enterada de todo el proceso. A esta petición se sumó Funcicar, que dijo que si se da una licitación cerrada se podría limitar la participación de contratistas idóneos y con una experiencia muy específica.

Luego de esto, fue la misma Procuraduría General de la Nación la que le pidió a la Ungrd la modalidad de licitación pública para la contratación. El Ministerio Público señaló que en una licitación se permite la participación de todas las empresas que reúnan las condiciones exigidas para ejecutar las obras, lo que garantiza mayor transparencia en el proceso de adjudicación.

Además, se mostró en desacuerdo con la propuesta de acudir a la Ley 1523 de 2012, que permite adjudicar de manera directa obras de construcción para zonas declaradas en situación de desastre o calamidad pública. La Procuraduría señaló que aunque existe la necesidad urgente de las obras, se justifica la modalidad de una licitación púbica que brinde todas las garantías y de tranquilidad a la ciudadanía de Cartagena, por lo que pidió revisar el modelo de contratación planteado.

Licitación o convocatoria
Estas dos modalidades de contratación tienen una amplia diferencia. En la licitación pública se ofrecen tiempos necesarios que permiten a los interesados presentar observaciones y asistir a audiencias que pueden modificar las condiciones de ejecución del bien o servicio a contratar, además, tiende a pedir requisitos más rigurosos a los contratistas. Por su parte, la convocatoria pública abierta permite a cualquier interesado participar en el proceso, pero cuenta con tiempos cortos para presentar ofertas. Paralelo a estos métodos está la invitación cerrada, en la que se convocan solo a empresarios del banco de oferentes vía correo electrónico para que presenten propuestas, sin oportunidad de hacer observaciones al proceso.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS