Estudiante en situación de discapacidad gana tutela

30 de octubre de 2013 04:30 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El 24 de mayo del año pasado la vida de Katty Yulieth Fonseca cambió para siempre.

La falta de señalización frente a la Estación de Servicio India Catalina, en la carretera La Cordialidad, a la entrada de Villa Estrella, fue determinante en el accidente en el que una volqueta atropelló a la joven, quien  perdió parte de ambas piernas.

Enfrentarse a su nueva condición no ha sido fácil para Katty, que más que renunciar a sus miembros ha tenido que luchar para superar la pérdida de su independencia.
En un proceso que ha tenido altibajos, esta guajira, criada en El Carmen de Bolívar, ha salido adelante y su testimonio es una lección de vida para quienes conocen su historia.

Los ojos color aceituna de Katty se iluminan y su amplia sonrisa, no se ha borrado a pesar de la adversidad y de los dolorosos tratamientos médico quirúrgicos a los que ha tenido que someterse, después del accidente.

Y es que precisamente hoy, la futura contadora pública, tiene un nuevo motivo para sonreír.

Tras retirarse un semestre de la carrera que cursa en la Universidad Libre de Cartagena, para cumplir con su fisioterapia, Katty decidió volver a estudiar, lo cual representa  uno de sus mayores logros, pero  lo cual implicó que asumiera nuevos retos.

Por más cerca que quede la casa en la que viven pensionadas Katty y Marisol, su hermana y fiel acompañante, el recorrido de esta joven hacía su universidad  resulta tortuoso.

La falta de adecuación de una ciudad que no está planeada para facilitar la movilidad de las personas en discapacidad, hace que todo se complique por lo que Katty resolvió, a principio de año, interponer una tutela, en la que solicitó que el alma máter hiciera ciertas modificaciones en su estructura, pero el fallo no fue a su favor. 
Pensando en ella y en las personas que comparten su condición y se esfuerzan por estudiar y superarse, Katty le entregó su caso al abogado Joaquín Torres, quien la semana pasada la sorprendió con la buena noticia de que esta vez las cosas eran a su favor.

“La verdad es que le metí todas las ganas a esto porque no es algo que solo vaya a favorecerme a mi. Hay otros estudiantes que están en silla de ruedas  para los que no es fácil movilizarse dentro y fuera de la universidad. En un año y medio me voy, entro a octavo semestre, pero es bueno que los cambios se hagan y que vengan otras personas y disfruten de espacios más amable”, aseguró la estudiante.

DEBERÁ REDISEÑARSE
Según el fallo de la jueza Elba Sofía Castro Abuabara, la Universidad Libre de Cartagena deberá, en el término de dos meses, “diseñar y ejecutar un plan específico que garantice el derecho fundamental de Katty a la accesibilidad y a la libertad de locomoción” por las instalaciones del centro educativo, “así como todo aquello que implique ajustes o acondicionamientos en la casa republicana”.

La construcción de rampas de acceso a la biblioteca, algunos salones, a la cafetería, a la zona de ascensores, la sala de sistemas, baños; la eliminación de resaltos en ciertas áreas, son algunos de los logros conseguidos con la tutela.

Pero sin duda lo más importante para Katty es que se haya ordenado el levantamiento de una rampa de acceso sobre el costado sur de la sede de la universidad   (calle Real del Pie de la Popa), de acuerdo con las recomendaciones dadas por el arquitecto restaurador delegado por el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC).

“Repito, esto no es un triunfo para mi, esto es para todos aquellos que han de venir y que necesitan un espacio en el que puedan valerse por ellos mismos, sin depender de alguien más”, concluyó Katty.
Para entrar por la puerta principal de la universidad, Katty necesita la ayuda de, por lo menos, dos personas, incluso si no va en su silla de ruedas.

DERECHOS FUNDAMENTALES
Para Joaquín Torres es importante resaltar que la gente puede promover una nueva tutela aunque haya perdido la primera.

“La tutela se puede volver a promover, siempre y cuando al juez se le demuestre que  los derechos fundamentales de una personas siguen siendo afectados o vulnerados”.

Estoy muy contenta porque va a ser más fácil para mi y para otros compañeros en situación de discapacidad, moverme sin depender de nadie”.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS