Cartagena


Estudiantes de la USB construyen prototipo para sacar energía de las olas

ELEANA MARTELO TIRADO

05 de septiembre de 2016 05:05 PM

Como una iniciativa para llevar energía a esas zonas de Cartagena que no están interconectadas con las redes eléctricas, estudiantes de ingeniería química de la Universidad de San Buenaventura desarrollan un prototipo para aprovechar la energía de las olas y marea y convertirla en energía eléctrica.

El prototipo artesanal, construido entre 2014 y 2015 y que ganó premio a la innovación en construcciones sostenibles -otorgado por la constructora brasileña Odebrecht- consta de un brazo, un flotador industrial, una base y dos ruedas dentadas.

"La base rígida se sumerge sobre el agua y queda dentro de la tierra firme. El brazo que tiene en la punta un flotador, con el movimiento ascendente y descendente que genera la ola y la marea, mueve una rueda de engranaje. Las vueltas activan un dínamo (dispositivo para generar energía eléctrica mediante el movimiento de un eje) que produce la energía eléctrica. Al principio se genera un voltaje pequeño y colocando un dispositivo adicional produce más energía", indicó la ingeniera química, Elissa Benedetti Márquez, quien dirige el semillero de investigación en Bioprocesos y Medio Ambiente (SIBIAM).

Hasta el momento la capacidad de energía que produce el aparato es de 12 a 20 voltios, con lo que se pueden encender dos bombillos o un radio, según explicó Benedetti.

PRUEBAS
El proyecto de energía undimotriz-como se conoce- está siendo optimizado (segunda fase) para lograr proveer de energía a una vivienda y que haga el menor ruido posible. Ya se empezó a probar en las playas de Marbella para analizar la periodicidad de la ola, es decir, la frecuencia y altura.

"Ahora, lo estamos construyendo para que resista la corrosión. Estamos diseñando una base nueva, que sea más rígida. Además, estamos mejorándolo para subirle el voltaje y que pueda alimentar una casa. Para el diseño que queremos hacer, pensamos colocar dos ruedas con engranajes. Este prototipo aprovecha no solo la marea sino también la energía de la ola", precisó la docente Elissa Benedetti.

Una vez se optimice el prototipo, este será implementado en Tierrabomba, Manzanillo y Galerazamba, que -de acuerdo a estudios- son los puntos de mayor periodicidad e influencia de la marea.