Exigieron sus viviendas bloqueando la carretera

17 de febrero de 2015 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“Tenemos más de un año esperando que terminen de construir nuestras viviendas de interés social, pero el ingeniero que puso el gobierno se robó la plata y la Alcaldía no nos ha resuelto nada. Hay muchas familias viviendo en cambuches esperando que terminen esas casas. Ahora viene el invierno y cómo vamos a hacer ahí”.

Así se expresó Esperanza Barrios, una de las cerca de 100 personas que ayer bloquearon el kilómetro 26 de la Vía del Mar, frente al corregimiento Arroyo de Las Canoas. (Lea aquí: Vía del Mar estuvo bloqueada por protesta de comunidad de Arroyo de las Canoas)

La mujer es una de las afectadas por la obra inconclusa de 44 viviendas de interés social, proyecto del que fueron beneficiarios en 2013 y que es coordinado por Corvivienda, a través de un convenio con el Banco Agrario, teniendo como entidad ejecutora a Comfamiliar Camacol de Antioquia.

El bloqueo se inició a las 4 de la madrugada, impidiendo el paso de cualquier tipo de vehículos. Concluyó a las 7:30 a.m., con la llegada de Policía y miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

En la tarde, la gerente de Corvivienda, María Elena Vélez, y representantes de la interventoría del proyecto y el Banco Agrario se reunieron con la comunidad para comunicar que la empresa contratista JR, encargada de la construcción de las 44 viviendas, fue declarada en incumplimiento hace dos semanas y ya se iniciaron los trámites para reasignar la conclusión del proyecto a otra firma.

“Nos sentimos excluidos”

Según explicó María Elena Vélez, el proyecto se firmó a finales de 2013 para beneficiar a los habitantes de ocho corregimientos de Cartagena con 657 viviendas de interés social. Para ello, contrataron a las empresas constructoras Misión Hábitat, Saico y JR.

Una de las poblaciones beneficiarias es Arroyo de Las Canoas, con 44 casas, y a la constructora JR se le asignó ese proyecto.

La comunidad dice que la construcción comenzó hace más de un año, pero meses atrás las obras se pararon.

“Las casas están levantadas, pero les falta todavía. No tienen baños, les falta techo, ventanas, puertas y adecuación de tuberías. Al ver que esto se detuvo, miembros del Consejo Comunitario y Junta de Acción Comunal se dirigieron a Corvivienda, pero no hay respuesta”, reclamó Esperanza Barrios, quien agregó que en una ocasión advirtieron que bloquearían la importante carretera.

“Sentimos que en Cartagena nos cierran las puertas, con nuestra impotencia esta fue la forma que encontramos para llamar la atención, de que nuestra voz se escuche. La comunidad se siente excluida del Distrito”, añadió Emel Monsalve, miembro de la Junta de Acción Comunal.

La protesta se dispersó cuando la Policía utilizó gas lacrimógeno, que afectó a la mayoría de la población compuesta por unas 600 personas aproximadamente.

“También somos dolientes”
El incumplimiento del contratista encargado de la obra es la razón por la que esta se detuvo, de acuerdo con lo expresado por María Elena Vélez.

“De este incumplimiento se sabía y el Banco Agrario y Corvivienda, como entidades que colocamos recursos para este proyecto, hemos requerido a la entidad ejecutora para que resuelva el tema. Se enviaron varios oficios y finalmente se citó a comité para declarar el incumplimiento de este contratista. Nosotros mismos como ‘dolientes’ en tema de recursos dijimos que no podíamos esperar más y se declaró el incumplimiento. Eso fue el pasado 6 de febrero”, dijo la gerente de Corvivienda.

El proyecto de vivienda para los ocho corregimientos tiene un valor de $10.878.939.900, de los cuales el Banco Agrario aportó el 70 por ciento y Corvivienda, el 30 por ciento restante.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS