Fallece joven que estaba hospitalizada por sospechas de leptospirosis

29 de enero de 2018 07:11 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los habitantes del sector El Pesebre, del barrio La Paz, en las faldas del cerro de La Popa, amanecieron consternados con la muerte de María Camilia Guerrero Sandoval, miembro de su comunidad, quien estaba hospitalizada desde el 16 de enero con síntomas de leptopirosis. 

La joven, de 17 años, quien este año cursaría el último grado de bachillerato en el colegio Santa María, era hermana de Romario Guerrero, de 21 años, quien murió el 17 de noviembre de 2017, bajo la sospecha también de padecer leptospirosis, aunque el Dadis desvirtuó en esta semana el diagnóstico aduciendo que las pruebas que se enviaron al laboratorio del Instituto Nacional de Salud dieron negativo. 

Sin embargo, ante la muerte de María Camila, las explicaciones del Dadis les han resultado insuficientes a la comunidad que exige que se activen los protocolos de prevención de esta enfermedad, transmitida mayormente por los roedores. 

La alarma entre los residentes del barrio se ha agudizado porque otro menor, de 12 años, integrante de la misma familia de los fallecidos, se encuentra hospitalizado, desde hace varios días, en la Casa del Niño con síntomas similares.

Carlos Díaz Acevedo, tío político de los menores y gestor social del barrio, ha reclamado a las autoridades de salud de Cartagena que después de la muerte de Romario no se hubiera hecho ninguna actividad preventiva y que solo hasta la semana pasada, tras conocerse la hospitalización de María Camila, una cuadrilla del Dadis hizo presencia en la zona para conocer el caso y poner veneno a las ratas.

"La reacción de las autoridades frente a estos casos no ha sido oportuna. La Paz es un barrio con muchas condiciones de insalubridad que el Distrito no ha sabido atender", manifestó Díaz Acevedo. 

Por su parte, el Dadis en la visita que hizo la semana pasada precisó que las condiciones de insalubridad en medio de la que viven la familia de los jóvenes fallecidos es innegable. "Encontramos condiciones que favorecen la presencia de enfermedades en general y no solo la leptospirosis. Hay mala disposición de residuos sólidos y la misma comunidad de la parte de arriba de la loma arroja las basuras a la parte de abajo creando basureros satélites”, informó la entidad.

El cuerpo de María Camila será llevado a Medicina Legal para que allí se le practique una auptosia y se tomen muestras de tejido para ser enciados al Instituto Nacional de Salud, a fin de confirmar o desmentir el diagnóstico de leptospirosis. 

 

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS