Faltan más zonas contra paros cardiacos

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cardioprotegidas, es decir, con un Desfibrilador Externo Automático (DEA) instalado y personal capacitado y certificado para usarlo como primera respuesta ante un paro cardíaco, están 22 zonas en la ciudad.

Estas son: Aeropuerto Internacional Rafael Núñez, Hotel Hilton, Hotel Caribe, Hotel Estelar, Hotel Isla, Bastión Luxury Hotel; los hoteles Intercontinental, Capilla del Mar, Cartagena Plaza, Santa Clara, Radisson y Hyatt; Sociedad Portuaria Regional de Cartagena (SPRC), centro comercial Portal de San Felipe, Alcaldía Mayor de Cartagena y alcaldías menores en las localidades 1, 2 y 3; Castillo de San Felipe de Barajas, Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar), Distriseguridad, Corpoturismo y, por supuesto, el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), en el barrio Getsemaní.

La instalación de los dispositivos, al igual que la capacitación y certificación del personal, la viene realizando el Dadis a través del Centro Regulador de Urgencias, Emergencias y Desastres (Crued). Pero, según la Ley 1831 del 2 de mayo de 2017, que regula el uso del DEA, acceso a este dispositivo deben tener todos los espacios con alta afluencia de público.

Escenarios deportivos y culturales, entidades públicas, cárceles, universidades, colegios, comandos de Policía, centros comerciales, entre otros; transportes asistenciales básicos y medicalizados, tanto públicos privados, de orden terrestre, fluvial, marítimo y aéreo, cuyo objeto es el traslado de los pacientes a los servicios de salud correspondientes; y terminales de transporte terrestre, marítimo, fluvial y aéreo nacional e internacional, deben tener DEA.

La norma impuso al Gobierno nacional un término de 12 meses, vencidos el 2 mayo pasado, para reglamentar lo competente con tal disposición, teniendo en cuenta aspectos como los procesos de capacitación exigidos, la disponibilidad en el mercado de los equipos y la preparación del presupuesto por parte de las entidades obligadas. Sin embargo, a la fecha, ni existe tal reglamentación ni se cumple la instalación de los DEA en los puntos mencionados. Son muchos los que faltan en Cartagena, no obstante, a nivel país es pionera.

Álvaro Cruz Quintero, director del Crued, sostuvo a El Universal que “hemos hecho alianzas con espacios de alta afluencia en la zona turística. Les decimos “ustedes compren los equipos y el Dadis los apoya en la capacitación”, por eso ha funcionado la instalación de las zonas cardioprotegidas, pero todavía nos falta mucho”.

Señaló que “faltan las universidades y colegios, centros comerciales y hoteles fuera de la zona turística, muchos sitios en la zona industrial de Mamonal. Hemos hecho acercamientos, hemos ido avanzando, pero el Ministerio de Salud tiene que reglamentar y no lo ha hecho, debe ponerle ultimátum a la gente, decir cuáles son los DEA que se deben comprar y cómo van a funcionar”.

El funcionario añadió que “antes de que saliera la ley nosotros teníamos el acuerdo 015 del Concejo (de 2014), por eso en el país somos pioneros en zonas cardioprotegidas. Pero el Ministerio tiene que reglamentar”.

11 fallecidos en la calle

Pero, ¿por qué es importante instalar zonas cardioprotegidas? El director del Crued señaló que “a nivel mundial, lo que salva vidas cuando ocurre un paro cardiorrespiratorio es la primera intervención que hace la comunidad, la primera respuesta que da la persona entrenada si tiene acceso al DEA, es lo que ha demostrado supervivencia y a eso apuntan las zonas cardioprotegidas”.

Advirtió que durante el 2018, 11 personas fallecieron en la ciudad tras sufrir paros cardíacos en la calle. De estas, siete se paseaban por el Centro Histórico y tres por la zona norte. Las cuatro restantes departían en la zona insular.

“A Cartagena vienen turistas de avanzada edad, con enfermedades, y algunos han fallecido por paros cardíacos. Los operadores turísticos tienen que garantizar a los visitantes la primera respuesta ante esta emergencia”, dijo Cruz.

14 zonas más

En busca de que más zonas de la ciudad estén protegidas contra los paros cardíacos, el funcionario anunció que este año la meta es tener 14 zonas cardioprotegidas nuevas, para un total de 36.

“Esa es la meta que tenemos. Ir a unos hoteles que nos hacen falta, sobre todo en la zona norte; y tomarnos la zona periférica de Cartagena, todos los centros comerciales y hoteles que están por fuera de la zona turística”.

Por su parte, el director del Dadis, Antonio Sagbini, destacó que 3.500 personas fueron capacitadas como primer respondiente en salud durante el 2018. “Son personas del común. Pueden ser un conductor, tendero, celador de hotel, porque en esa primera atención, en esos primeros minutos, es la que salva la vida del paciente”, comentó el funcionario.

4.110 atenciones prehospitalarias

Durante el año anterior, el Centro Regulador de Urgencias, Emergencias y Desastres (Crued) atendió 4.110 atenciones prehospitalarias, discriminadas así: atención en vía pública, 1.221; accidentes de tránsito, 717; atención domiciliaria, 706; atención en hoteles, edificios, restaurantes y centros comerciales, 447; eventos especiales, 202; incendios, 52; accidentes de trabajo, 35; colapso de estructuras, 10; accidentes marítimos o en canales, 8; explosiones, 2; terrorismo, 2; deslizamientos, 1; incidentes con materiales peligrosos, 1; inundaciones, 1; y otros, 705.

La Ley 1831 define al Desfibrilador Externo Automático como “aquel dispositivo médico electrónico portátil, dotado de electrodos destinados a generar y aplicar pulsos intensivos que puede descargar una corriente al corazón a través del tórax, para que esta detenga la fibrilación ventricular y permita que el corazón vuelva a un ritmo normal saliendo del paro, que garantice el ritmo cardiaco viable del paciente”. De presentarse una emergencia, lo primero que debe hacer una persona con acceso a un DEA es activar el sistema de emergencias, llamando al 125 del Crued o al 123 de la Policía Nacional. La institución se encargará de enlazar vía digital con el despacho de ambulancias. Luego, encender el desfibrilador y escuchar atento las instrucciones que da el aparato. Los DEA tienen un costo que oscila entre los 3 millones y medio y 12 millones de pesos, dependiendo de la marca.
¿Qué es un DEA?

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS