Familiares de los caídos de Blas de Lezo aseguran que la gente los olvidó

28 de mayo de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las heridas que tiene Alex Enrique Madera González en su corazón son más dolorosas que cualquier cicatriz que le haya causado el estar bajo los escombros del edificio Portales de Blas de Lezo II, que se desplomó el pasado 27 de abril y cobró la vida de 21 personas.

Para él, la falta de respaldo del Distrito y de las entidades gubernamentales es motivo de desdicha y preocupación, ya que considera que para el mundo esta historia es periódico de ayer.

“Así son las cosas de la vida. Ayer todos querían darnos la mano, pero hoy lo que nos dan es la espalda. De la tragedia de Blas de Lezo parece que se olvidaron. Me duele la indiferencia, me duele que en este trágico episodio también perdí a mi padre, pero me motiva el hecho de que Dios me dio otra oportunidad para vivir y luchar por mis cuatro hijos”, dijo Madera González.

“Estuvimos solos”
Ayer, con una pancarta, velas y flores, los familiares de las víctimas mortales y algunos sobrevivientes llegaron hasta la manzana 8 de la tercera etapa de Blas de Lezo, sitio donde se derrumbó el edificio, para conmemorar un mes de este trágico hecho.

Al llegar al lugar, la ausencia de la Administración y de la ciudadanía fue para ellos una señal de alarma, pues temen que este caso quede impune.

“Nos entristece que se cumplió un mes de este acontecimiento y  las autoridades ni siquiera se preocuparon por venir  y mucho menos por darnos una explicación de cómo va el proceso contra los constructores, porque supimos que el señor Wilfran apareció y lo dejaron ir.

“Acá solamente nos hemos sentido respaldado moral por los vecinos de Blas de Lezo, que se encargaron de hacernos una misa. Del resto, ni se asomaron por acá”, resaltó el sobreviviente.

Respecto a esto, El Universal se comunicó con un vocero de la Alcaldía, quien confirmó que para ayer no se había programado ningún acto en conmemoración al desplome.

Pasando necesidad
El vacío que le dejó a Velásquez la partida de Adalberto Ortega, su esposo y otra de las víctimas del desplome, no solo es afectivo.

“Nunca lo voy a olvidar. Ahora tengo que afrontar una realidad y es sacar adelante a mi familia, ya que mi marido era cabeza de hogar y respondía por mí y por sus dos hijos y sus tres nietos.

“En estos momentos estoy debiendo una casa en Olaya Herrera y además que eso estamos pasando trabajo y necesidad. Es momento que el Alcalde, esté quien esté al mando, pida celeridad en las investigaciones y así logren atrapar a los responsables”, comentó la viuda de Ortega.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS