Familias deberán salir de Cerros de Albornoz

24 de octubre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Que un tubo grande de Aguas de Cartagena zumbara muy fuerte, se había vuelto costumbre últimamente en el sector La Paz, de los Cerros de Albornoz.

Con lo que nadie contaba era que el lunes, a las 2:30 de la tarde, aquellos zumbidos se volvieran más prolongados y de repente, en aquel tubo se provocara un estruendo.

“Se sintió muy fuerte. Yo estaba con mi esposa y mi hijo en la casa cuando escuchamos la detonación, nos tocó salir corriendo”, señaló William Bustamante, quien vive en una vivienda de tablas instalada en la loma por donde cruza la tubería madre.

El estallido se presentó justo en la parte baja del patio de esta familia, y desde ese momento no ha parado el derrame de agua cruda en la zona, aunque al principio la intensidad era mayor.

Ese vertimiento produjo deslizamientos de tierra y en consecuencia la mayoría de casas que ahí están aposentadas resultaron afectadas.

Según contaron en el lugar, son pocos los hombres que tienen empleos, la mayoría se dedican al mototaxismo y al reciclaje.

En una llantería pasaron la noche los afectados por el derrumbe, quienes ayer aseguraron no haber podido dormir.

“El tubo va enterrado en la tierra en la mitad de la loma, pero ya está descubierto. Cuando explotó, el impacto hizo que se arrancaran y volaran unas matas de plátano que había al frente. Gracias a Dios no hubo heridos. No sabemos que provocó la explosión, eso jamás había pasado por aquí”, agregó el líder comunal José Cañate.

La comunidad explicó que son, aproximadamente, 28 casas las que se encuentran en esa zona de alto riesgo, de las cuales la mayoría tienen casi 10 años de existencia.

“El chorro era grande, ha ido bajando. Hemos pedido ayuda a la Alcaldía desde hace mucho tiempo porque queremos una reubicación, pero nadie nos ha dado la mano.

La gente se ha metido aquí porque no tiene otro lugar donde estar. Hace unos cuatro años dijeron que iban a hacer un muro de contención y censaron a más de 15 familias para reubicarlas, pero todo ha quedado en nada. Tuvo que pasar esta explosión para que las autoridades miraran hacia acá”, finalizó Lázaro Pérez, otro habitante del sector La Paz.

Es probable que cuando se inicien las labores de reparación de la red, se originen traumatismos en el suministro del agua potable en la ciudad.

Funcionarios de la Oficina de Gestión del Riesgo manifestaron que se necesita hacer una evacuación inmediata, de lo contrario se podrían generar más deslizamientos y desprendimientos del terreno.

Debido a la gravedad, se instaló un Puesto de Mando Unificado (PMU), donde están presentes Bomberos, Secretaria del Interior, Dadis- Crued, Secretaria de Participación, Alcaldía Local 3, Cruz Roja, Defensa Civil, Policía Nacional, ICBF y Aguas de Cartagena. Esta articulación es con el fin de tener toda una oferta institucional a la zona y atender los requerimientos solicitados por los ingenieros que realizarán la intervención.

Para Laura Mendoza, directora de la Oficina de Gestión de Riesgo Distrital, lo más importante ahora es salvaguardar la vida de las personas que allí habitan, por eso se requiere que todas evacuen.

“En este lugar se encuentra un tanque de Aguas de Cartagena y una tubería que conduce el agua hacia toda la ciudad. Hay construidas unas viviendas sobre esta tubería y tras las lluvias la tubería quedó expuesta, por eso el riesgo es muy grande y estamos mediando con las familias para proceder a hacer la evacuación y evitar una tragedia mayor”, dijo la funcionaria.

Según la Alcaldía, la empresa Aguas de Cartagena solicitó el sitio completamente evacuado porque esas viviendas deben ser demolidas para hacer la intervención y la construcción de un muro de contención que evite que la estructura colapse.

Al respecto, una vocera de Acuacar explicó que: “Primero el Distrito debe reubicar varias familias que edificaron sus vetustas casas sobre la tubería y en zona de alto riesgo. Una vez eso pase, empezarán las excavaciones para descubrir la red y verificar si tiene averías”.

Laura Mendoza agregó que: “Específicamente nosotros realizamos un censo con la Alcaldía Local hace algunos meses y se identificaron 26 familias. A estas familias se les va a hacer una reubicación temporal, a través de la asignación de un subsidio de arrendamiento por tres meses prorrogables, y para ello estamos aquí para coordinar todo el proceso con los afectados”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS