Cartagena


Fernandinho, el habitante de calle que tiene en jaque al Nuevo Bosque

La comunidad asegura que el adulto mayor es vulgar, desaseado y peligroso porque lanza piedras y botellas. Además, dicen que muestra sus partes íntimas.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

19 de junio de 2020 12:00 AM

En abril del año 2019, El Universal publicó una nota sobre un habitante de calle, de la tercera edad, que vivía debajo del puente peatonal amarillo frente a la Clínica El Bosque, el cual tenía atemorizados a los vendedores que se ubicaban en las afueras de la clínica y a todos los transeúntes, debido a que lanzaba piedras y botellas sin justa razón.

(Lea: En 10 hogares de paso se atiende a las poblaciones vulnerables del Distrito).

Además, hacía sus necesidades fisiológicas cerca de donde dormía y los olores que toleraban los vendedores, familiares de los pacientes y personal de la salud al llegar eran insoportables. En ese momento, la Alcaldía anunció que se haría cargo del indigente, pero al parecer tal labor no se realizó porque el pasado sábado 13 de junio el mismo hombre apareció en el barrio Nuevo Bosque y desde entonces ha sembrado temor y repudio en los habitantes.

“Ese señor ha deambulado por varias partes de Cartagena, es conocido, y de todos ha sido sacado porque es problemático, además tiene conductas sexuales inapropiadas, le muestra sus partes a las mujeres, a las niñas, es algo aberrante. También se orina y defeca en cualquier parte. Ahora mismo lleva cinco días viviendo en el parque que divide a la Tercera y Cuarta Etapa, los vecinos tienen miedo porque ya ha tirado piedras, es muy agresivo”, sostuvo Hugo Cabrales, presidente de la Junta de Acción Comunal de la Tercera Etapa del Nuevo Bosque.

La segunda temporada

El nombre de pila del señor sería Fernando Egea, quien es conocido popularmente como Fernandinho. En el Nuevo Bosque aseguraron que él ya estuvo en la zona hace aproximadamente dos años y también causó los mismos inconvenientes. En esa ocasión, supuestamente, un padre de familia estuvo a punto de golpearlo porque le habría mostrado sus partes íntimas a la hija.

(Lea: Niño de 9 años falleció por coronavirus en Cartagena; van 214 muertos).

La comunidad contó que el lunes la Policía llegó al sitio y se lo llevó, pero al rato regresó y desde entonces no se ha ido más del parque. Come lo que encuentra en la calle, en las basuras, o de la caridad de alguna persona que va pasando y le regala dinero o alimentos.

Los residentes le hacen un llamado al Distrito para que haga una intervención y trasladen al adulto mayor a un hogar de paso.

Responde el Distrito
Desde la Unidad de Habitantes de Calle de la Secretaría de Participación, señalaron que conocen al señor y que incluso ya le han hecho intervenciones, pero se resiste a ir a un hogar de paso. Recientemente estuvo internado en el Hospital Universitario del Caribe por problemas estomacales, pero tras varias pruebas se confirmó que no estaba contagiado de COVID-19 y fue dado de alta. “Si el señor muestra sus partes íntimas eso constituye una violación al Código de Policía, el hecho de ser adulto mayor no lo exonera. A nosotros no nos ha llegado aún ningún requerimiento del Nuevo Bosque, pero este viernes haremos una intervención para tratar de convencerlo de que se interne en un hogar de paso donde le garanticen mejores condiciones. Aunque no lo podemos llevar a la fuerza, ser habitante de calle es voluntario y ellos son sujetos de derechos. No se pueden obligar, lo que sí tiene el Distrito es la oferta institucional y las puertas abiertas para cuando él decida trasladarse. Es un tema complejo”, indicaron desde la entidad.