Fiscalía archivó dos denuncias contra el pastor Miguel Arrázola

02 de febrero de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Tanto la denuncia del periodista Edison Lucio Torres como la del director de la corporación Caribe Afirmativo, Wilson Castañeda, contra el pastor Miguel Arrázola Pineda, fueron archivadas por orden de la Fiscalía. Ambos lo denunciaron por la prédica de la noche del viernes 10 de marzo de 2017.

“Como sabes que no te puedo pegar, que bien te mereces un par de garnatá. Pero yo tengo unos manes tablúos que te pueden hacer la vuelta. Dale gracias a Dios que soy nacido nuevo y tengo el espíritu Santo en mi corazón, porque hace rato estuvieras en la Ciénaga de la Virgen boca abajo”, manifestó ese día el pastor de la iglesia cristiana Ríos de Vida.

Para Torres, tales expresiones eran la respuesta a la investigación periodística que publicó en su portal web sobre el manejo que Arrázola le estaba dando a los recursos de sus feligreses, y “una incitación a que se actúe fanáticamente”. Lo acusó de los presuntos delitos de amenaza, actos de racismo o discriminación y hostigamiento por motivos de raza, religión, ideología política u origen nacional étnico o cultural. Por este último delito también lo denunció Castañeda.

“Ah no, pero como los cristianitos (...) no podemos darnos puños, no puedo pegarles, entonces vienen los maricas y me hacen una campaña aquí al frente de la iglesia. Si porque marica es, son maricas (...) Entonces hostigan a la gente de seguridad mía (...) casi le pegan, entonces claro cuando ellos atacan sí lo filman. Sí maricas, mariquitas empolvadas eso es lo que son (...)”, fueron las palabras por las que la corporación LGBTI lo acusó de generarle un daño moral.

La denuncia de Torres la archivó la Fiscalía Seccional 5 desde el 28 de diciembre de 2017, alegando que la prédica del líder cristiano no alcanza a constituir los actos denunciados, y que “el comportamiento del quejoso con posterioridad a los hechos, lejos se encuentra en revelar la causación de un estado de zozobra, alarma o de terror, en la medida en que, coincidiendo el despacho con el defensor del denunciado, se hacen referencias a cuestionamientos al pastor, en el desarrollo de noticias que no guardan relación con el tema del manejo de los recursos provenientes de su feligresía”.

La más reciente orden de archivo la emitió la Fiscalía Seccional 55, el pasado 26 de enero, por el caso de la comunidad LGBTI. El ente considera que las expresiones utilizadas por el pastor “se dieron en el marco del recuento de una situación lamentable para él y toda su congregación cristiana, que carecen de dolo como quiera que no instiga a sus feligreses y en general a quien lo escuchó, a cometer actos criminales en contra de la Corporación Caribe Afirmativo, y tampoco se constituye como una afectación al patrimonio moral de la organización, toda vez que tales expresiones son comunes en el argot popular (...) es decir, detrás de las expresiones no existió la intención de ofender, mucho menos hostigar”.

Valoró las excusas públicas que ofreció Arrázola el 16 de marzo de 2017, señalando “que si bien no se refería especialmente a la Corporación Caribe Afirmativo, descarta el dolo dentro de la conducta (...) y por ello las expresiones lanzadas no encajan con ninguno de los tipos de hostigamiento establecidos por la Corte Constitucional”. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS