Cartagena


Fondo para la paz necesitará unos 500 millones de dólares: Duque en Cartagena

El mandatario pidió en la sesión de la ONU que se fortalezca la movilización de recursos para ayudar a las comunidades que han sufrido la violencia. Por primera vez la ONU sesiona fuera de Nueva York.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

15 de enero de 2020 06:27 PM

El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, dijo en esta ciudad que se debe fortalecer el Fondo Global de Consolidación de la Paz, para movilizar recursos de donantes que permitan proyectos emblemáticos en las comunidades azotadas por la violencia.

(Lea aquí: La paz no le pertenece a ningún líder político: presidente Duque)

El jefe de Estado hizo este pronunciamiento en la clausura de la reunión de la Comisión de Consolidación de la Paz, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ante embajadores de más de treinta países, quienes por primera vez sesionan en un lugar diferente a Nueva York.

El tema de la sesión de ayer fue “Las buenas prácticas de financiamiento para la consolidación de la paz y las asociaciones estratégicas”.

“Colombia –expresó Duque-- es un país que tiene la plena certeza de que la construcción de la paz es un ejercicio donde se combinan la seguridad, la justicia, la atención integral, una economía vibrante, capaz de generar nuevos emprendimientos que se traduzcan en empleos formales de localidad”.

Al respecto, el embajador de Colombia ante la ONU y presidente de la Comisión de Consolidación de Paz, Guillermo Fernández de Soto, manifestó que el Fondo Global de Consolidación de la Paz necesita unos 500 millones de dólares para mantenerse en los próximos años.

“La Comisión –indicó-- siempre ha sostenido que, para conseguir una paz sostenible, es fundamental tener seguridad, desarrollo y respeto por los derechos humanos”.

Emilio Archila, consejero de Duque para estabilización y consolidación, dijo que durante la sesión los intervinientes reconocieron que Colombia es un ejemplo de lo que se ha avanzado durante los 17 meses de la implementación de la política de paz de Duque.

“Seguramente –anotó--, eso implicará que todos los países de la comunidad internacional, que han apoyado este proceso, se sientan más cómodos en esa labor. Según ellos, Colombia es el modelo a seguir en la planeación, en el apoyo a los excombatientes y en proceso de reparación de las víctimas”.

Prosiguió diciendo que los embajadores tocaron los planes de desarrollo con enfoque territorial, en cuanto a lo que debe hacerse para llegar a los territorios después de que termina una violencia como la que se superó en Colombia.

Carlos Ruiz Massieu, representante especial del jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, comentó que el asesinato de líderes en Colombia es un tema de alta preocupación para Naciones Unidas, puesto que necesita respuestas y medidas concretas, y se espera que este año se mejore la situación.

“Esperamos que las medidas que se tomaron a finales del año pasado, así como las instituciones que el propio acuerdo de paz contempla para buscar caminos en pos del desmantelamiento de grupos armados, organizaciones criminales y redes de apoyo, a través de una política pública, se reúnan con regularidad y dé resultados en cuanto a la implementación de esa política. A fin de cuentas, la mejor respuesta es el ingreso del Estado a los territorios de conflicto”, consideró.

Informó que la comunidad internacional está al tanto de los asesinatos de líderes sociales en Colombia, pero confían en que el gobierno colombiano tomará medidas para solucionar esos crímenes.