Cartagena


Freno a rumba sobre ruedas

MIGUEL MONTES CAMACHO

08 de junio de 2011 12:01 AM

“En ciudades como Valledupar y Riohacha el plan de los fines de semanas para muchos sigue siendo hacer las fiestas en los carros, es decir, coger los vehículos, tomar trago, escuchar música y dar vueltas en las calles”.
Así de crítica es la situación que describe el director de la regional Caribe del Fondo de Prevención Vial (FPV), Isidro Ruiz Estrada, quien advierte que la mezcla de alcohol y de manejar carro es una práctica común entre los conductores de la Costa Norte de Colombia.
Ruiz reconoce que en capitales como Cartagena y Barranquilla los controles frecuentes de alcoholemia en las vías han servido para que bastantes personas se abstengan de incurrir en esta conducta, pero considera que todavía es mucho el trabajo que falta para erradicar por completo dicha práctica.
“De las cerca de 5.300 muertes en accidentes de tránsito que ocurrieron en el 2010, se estima que más del 30 por ciento tienen que ver con la mezcla fatídica de alcohol y carros, lo cual demuestra la necesidad de tomar medidas de fondo para reducir esas cifras”, comenta Ruiz.

 

PROYECTOS DE LEY
Ante este panorama desalentador el vocero del FPV considera acertada la aprobación en la Comisión Sexta del Senado, de dos proyectos de ley para fijar con cero grado de tolerancia los niveles de alcohol en los conductores, es decir, no importará el grado de embriaguez que tengan. 
Los dos proyectos sobre alcoholemia y sanciones drásticas por ebriedad al volante que cumplen trámite en el Legislativo son el 07/10 del movimiento político MIRA, con el senador Eugenio Prieto como ponente, y el 114/10 impulsado por el senador de Partido de la U, Juan Lozano Ramírez.
Explica Isidro Ruiz que con estas iniciativas se pretende imponer sanciones a todos los conductores que consuman al lo menos una cerveza, una copa de vino o un trago de whisky, ron o aguardiente, lo cual es conocido como trago social.
“La norma lo que busca es cero tolerancia de alcohol en conductores, dado que el Código Nacional de Tránsito  establece como estado de embriaguez negativo los resultados menores a 40 mililitros de etanol por 100 mililitros de sangre total. A partir de la promulgación de esta ley no se podrá ingerir nada de alcohol”, explica el funcionario del Fondo.
Ruiz Estrada comenta que lo peligroso del alcohol es que lleva a la gente a hacer cosas que no haría en condiciones normales, “por ejemplo, un hombre tímido es capaz después de unos tragos, de decirle a una mujer que le gusta, lo mismo pasa al momento de conducir bajo efectos del alcohol, ya que las personas se sienten capaces de correr más e ir al límite sin medir riesgos”.   
ARGUMENTOS
Una de las defensoras de estas iniciativas es la representante a la Cámara por Bogotá, Gloria Stella Díaz, del MIRA, quien dice: “Tenemos que ponerle fin a la pasividad de la normatividad con los conductores irresponsables que están acabando con la tranquilidad de los hogares colombianos”.
Díaz advierte que “para estos conductores irresponsables habrá sanciones drásticas que van desde suspensiones de 3 a 10 años de la licencia de conducción hasta su cancelación definitiva. En caso de que cause accidentes con muertos o heridos tendrá que ser juzgado conforme a lo establecido en el Código Penal”.
“La defensa de la vida de miles de colombianos pasa por una postura contundente en la legislación: cero tolerancia en la mezcla de alcohol y gasolina”, advierte por su parte el senador Juan Lozano.
La aprobación de esta ley sería histórica para Colombia, dado que se convertiría en el segundo país americano, después de Brasil, en tener tolerancia cero frente a la mezcla de alcohol y gasolina.

 

OPINIONES
Seguidores de El Universal dieron su opinión sobre este tema en las redes social Facebook y Twitter.
Oswaldo Herrera Hernandez dice: “Lo que considere la ley que es un grado peligroso para conducir, conozco muchos casos de gente que ha tomado mucho y hasta son muy buenos conductores sin que deje de ser una irresponsabilidad”.
“Sí, totalmente de acuerdo. Es lo mejor tanto para el que toma como para el que no, así estaríamos más seguros en las calles, si ellos dicen que un trago es malo pues un trago será. La verdad es muy difícil que una persona en una rumba se tome un solo trago por eso es mejor que no tome”, asegura Francisco Javier Arnedo.
Pacho Ricaurte comenta “Bueno queda rotundamente prohibido cenar con una copa de vino y ni se les ocurra pedir la botella, olvídense de una cena romántica con una copa de vino tinto o blanco si luego tienen que conducir y ni hablar de tomarse una cervecita”.
Yelitza Rojas afirma “cuántas personas mueren en manos de un ebrio al volante. Sería bueno un alto”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS