Cartagena


“Fueron 113 años de una vida muy feliz”: despiden al hombre más longevo de Bolívar

Don José Hernández Cueto falleció a sus 113 años en su natal Arroyo Hondo. Era una de las personas más longevas del planeta. Ayer fue sepultado en el cementerio del pueblo en medio de una sonora despedida.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

13 de abril de 2021 12:00 AM

“Mi papá era una persona muy alegre, mamador de gallo, le gustaba saludar a todo el que pasaba por la calle y si alguien no lo saludaba le preguntaba si era que iba bravo. Él tenía 113 años pero su vista estaba perfecta y escuchaba perfecto. Hace un año dejó de andar en la calle y solo caminaba en la casa, andaba con un bastón. Lo vamos a extrañar mucho”. De esa forma recuerda la señora Juana Hernández Martínez a su padre José Agustín Hernández Cueto, quien falleció este domingo 11 de abril en el municipio de Arroyo Hondo, centro de Bolívar.

El señor, a sus 113 años, era la persona más longeva del departamento, de Colombia y una de las más longevas del mundo. De hecho, aunque no fue notificado al libro de los récords Guinness y no hay reportes oficiales, todo indica que era el hombre más viejo del planeta, pues el japonés Masazo Nonaka, quien lideraba la lista, murió en el 2019 también de 113 años con 179 días.

(Lea: Falleció el hombre más longevo de Bolívar... ¿y del mundo?).

Según la plataforma española Statista, especializada en estadísticas actuales con temas relevantes a nivel mundial, el hombre más viejo actualmente es el costarricense Emilio Flores Márquez (1908), pero solo tiene 112 años, cumplirá en agosto próximo, por lo que José Agustín era extraoficialmente el hombre con más edad en la Tierra. Eso sí, Statista en un estudio publicado el pasado 8 de febrero, aclara que la lista es liderada por seis mujeres que superan los 115 años de vida. La mayor es la japonesa Tanaka Kane, quien en enero pasado cumplió 118 años, nació el 2 de enero de 1903. José Joaquín nació después, el 31 de diciembre de 1907.

“Ese señor era de las personas más querida en Arroyo Hondo, todos los respetábamos y nos sentíamos muy orgullosos porque haya durado tanto. Vivió bastante y fue muy feliz, murió de viejo. Será recordado por muchas generaciones, no cualquiera llega siquiera a los 100 años”, aseguró Yhonny Sarabia, gestor cultural del municipio. Arroyo Hondo cuenta con unos 12 mil habitantes incluyendo a los de sus corregimientos. Colinda con otros pueblos como Mahates o Calamar.

(Lea: Fallecido en clínica habría dado positivo y luego negativo en prueba COVID).

Al abuelito centenario hacía un par de semanas le aplicaron la primera dosis contra el COVID-19, si embargo, no fue el virus lo que se lo llevó sino la diabetes. Así lo informaron sus familiares, asegurando que aún en sus últimos días siguió aferrado a la vida luchando y hablando. Murió en su cama a las 3:30 de la tarde del domingo. “En Semana Santa lo llevamos a la clínica pero allá solo estuvo cinco horas porque se quería venir para su casa. Aquí estuvo sus últimos días. Se fue tranquilo. Él era un roble, no sufría de nada, poco se enfermaba, pero se le bajó el azúcar y eso ya fue lo último. Tuvo 15 hijos y más de 100 nietos, todos los recordamos con mucho amor”, añadió Juana.

El sepelio del Hernández Cueto se realizó ayer en la tarde en el cementerio de Arroyo Hondo.

¿Era el más viejo del mundo?

La plataforma española Statista, especializada en estadísticas actuales con temas relevantes a nivel mundial, asegura que hay seis mujeres vivas a lo largo del mundo mayores de 115 años. En un informe del pasado 8 de febrero, indica que se trata de: Kane Tanaka (Japón, 1903), Lucile Randón (Francia, 1904), Francisca Celsa Dos Santos (Brasil, 1904), Jeanne Bot (Francia, 1905), Antonia Da Santa Cruz (Brasil, 1905), y Hester Ford (EE.UU. 1905).

El mismo informe indica que el hombre más viejo vivo es Emilio Flores Márquez (Costa Rica, 1908), con 112 años cumplidos. Pero en ese listado no mencionan al colombiano. Entonces, ¿en este 2021, a sus 113 años recién cumplidos, don José Hernández era el hombre vivo más longevo del planeta?. Tal parece que sí.