Gobierno Nacional no pedirá inclusión de predios de la Base Naval en el PEMP

23 de junio de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Incluir las 33 hectáreas de la Base Naval, en la entrada de Bocagrande, como zona de influencia del Centro Histórico, y de paso en el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) es una recomendación de la Unesco en la que el Gobierno Nacional no va a intervenir.

Así lo explicó el jefe de Patrimonio del Ministerio de Cultura, Alberto Escovar, quien aseguró que se trata de una decisión política, “para que sea más una solicitud de la Alcaldía hacia el Gobierno Nacional, y el Distrito defina qué porcentaje se incluirá en el PEMP y en qué condiciones, eso será responsabilidad de la ciudad cuando se esté formulando el documento”, señaló.

Además aseguró que el entorno del Centro ya está protegido. “Cuando pasó lo de Aquarela y viendo que se demoraba la formulación del PEMP, hicimos un trabajo conjunto con el Distrito y acordamos que el área de influencia que se iba a definir en el Castillo de San Felipe y las fortificaciones, fuera por ahora igual el del Centro Histórico para evitar que proyectos como el de Aquarela se puedan volver a presentar. Y en este momento ya el entorno del Centro Histórico está protegido, el único punto que quedó pendiente y es una de las recomendaciones de la Unesco, es la inclusión de la Base Naval”, indicó Escovar.

Hay que recordar que en abril de 2014, el entonces alcalde Dionisio Vélez Trujillo aseguró que la Base Naval estaba incluida en el PEMP que se estaba formulando cuando él se posesionó, la zona de influencia “abarcaba desde la Estación de Servicios La Marina hasta los linderos con la casa de Finita de Benedetti”, a lo que se opuso.

Según el mandatario, dicho plan planteaba la construcción de un complejo arquitectónico en forma escalonada, que comenzaba con un edificio de cuatro pisos hasta terminar en uno de treinta pisos, en el último sector.

“Con asesoría de la Secretaría de Planeación dijimos ‘no estamos de acuerdo con este PEMP’ y empezamos una retroalimentación con el Ministerio de Cultura,  que es el encargado de este plan”, comentó en ese momento Vélez Trujillo, la comunidad estuvo de acuerdo con él, con la esperanza de que al trasladarse la Base Naval se pudiera ampliar la San Martín y construir en el predio una gran zona verde.

Sin embargo, Escovar aclara que la formulación del PEMP del Centro Histórico es competencia de la Alcaldía de Cartagena y no de Mincultura.

“Es importante, para claridad de todos, saber que con el Decreto 763, que es el que reglamenta la Ley 1185 del 2008, se especifica cuáles son las responsabilidades dependiendo del tipo de plan de manejo de protección que se haga. En primer lugar se definen dos tipos de planes, el primero es el nivel urbano que aplica para el Centro de Cartagena, y otro que es a nivel arquitectónico, que es el que aplica en este caso para el Castillo de San Felipe y las fortificaciones. El primer caso dice que es responsabilidad de las entidades municipales o distritales respectivas, es decir, del Distrito de Cartagena”, señaló el funcionario.

Respecto a ese documento, Escovar indicó que “nos han contado - la Alcaldía- que ya lo contrataron y que está en proceso de elaboración, a la fecha no hemos tenido ninguna reunión con el equipo contratado para esta formulación. Estamos pendientes de que eso suceda pronto”.

El Universal ha intentado hablar con el secretario de Planeación, Iván Castro, para saber cómo va el PEMP, con qué entidad se contrató y si se estudia incluir el predio de la Base Naval, sin embargo, después de insistir en reiteradas ocasiones, el funcionario no respondió a las preguntas.

“Demoler Aquarela no es una orden pero...”

Respecto a las declaraciones de los promotores del proyecto Aquarela, que señalaban que la recomendación de la Unesco no es una “orden de estricto cumplimiento”, el jefe de Patrimonio del Ministerio de Cultura dijo que lo que dicen los representantes es cierto pero que “todos sabemos que si esas recomendaciones no se acatan, la declaratoria de Cartagena entra en riesgo y las posibilidades de que se excluya de la lista de patrimonios es muy grande”, aseguró Escovar.

El funcionario del Mincultura explicó que “cuando se recibe una solicitud de inscripción a la lista de patrimonio, debe incluir un expediente que se lleva al Consejo del Patrimonio de la Humanidad que se reúne cada año, para evaluar si un bien cumple o no, si tiene el Valor Universal Excepcional que se exige para ser parte de la lista. Se definieron 10 criterios, 6 para el ámbito cultural y 4 para el natural. Cuando Cartagena hizo la solicitud, justifica su declaratoria sobre dos puntos, el criterio 6 que dice que es un lugar asociado con eventos, trabajos literarios y artísticos, y este debía estar acompañado de otro criterio que para Cartagena fue el 4, que dice que es un conjunto sobresaliente que ilustra una etapa de la historia humana, ese criterio habla  de la parte arquitectónica y paisajística, y es un punto relevante. La relación del castillo con el conjunto amurallado, es un paisaje único militar.Si se altera ese paisaje, en este caso con la construcción de Aquarela, se caería ese punto y Cartagena no tendría criterios para estar en la lista de patrimonios de la humanidad”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS