Cartagena


“Gracias a la cirugía puedo escuchar”: joven que nació sin oído

Hace unas semanas realizaron la primera operación reconstructiva de oído a un joven de 20 años en el Hospital Universitario del Caribe. Conozca la historia.

WENDY CHIMÁ P.

28 de enero de 2022 12:00 AM

El amor de una madre es incondicional y todo lo puede. Esta frase que puede sonar cliché, representa a Oneida Urrutia, quien ha luchado contra viento y marea buscando un mejor bienestar para su hijo Édgar Mauricio Marín Urrutia, quien nació con microtia.

Esta enfermedad es un defecto que, generalmente, se produce en las primeras semanas de embarazo y lo que hace es que los bebés nazcan con las orejas pequeñas, lo que significa que no se forman correctamente.

“Mi embarazo fue normal. En las ecografías nunca me salió que él tuviera esa malformación, cuando nació fue que el médico me dio la noticia. Yo me sorprendí, pero desde el primer momento lo amé y comencé la lucha para que pudiera ser operado”, comenta la mujer.

Le puede interesar: La razón por la que no puede dejar de asistir a la cita ginecológica

“Gracias a la cirugía puedo escuchar”: joven que nació sin oído

Édgar se graduó el año pasado de bachiller. // Cortesía

Después de muchas visitas médicas en Medellín, de donde son oriundos, se dio cuenta de que allá no estaban los médicos especialistas que su hijo necesitaba.

“A pesar de que él no escuchaba muy bien por tener las orejas así, pues nació sin oído, yo le hablaba, le ponía música y demás, para que fuera despertando esa sensibilidad”, dice. Agrega: “Y lo llevé a muchos médicos en Medellín, incluso fui hasta Barrancabermeja, donde vivimos un tiempo, a una brigada que hicieron allá y uno de los doctores me dijo que sí lo podían operar, pero que podía quedar como un vegetal. Eso me asustó, pero me aferré más a Dios, pues yo tenía fe de que mi hijo podía escuchar en algún momento”.

“Se está haciendo el milagro”

Después de varios años de lucha y de visitar varios médicos, Oneida conoció una fundación que le ha dado la mano en todo momento.

“Ellos hicieron una brigada en Medellín, cuando Édgar tenía 16 años. Le regalaron una diadema, audífonos, que le ayudaron mucho para comunicarse mejor. Ahí les expliqué todo lo que habíamos pasado y me dijeron que acá en Cartagena sí estaban los especialistas que lo podían operar y nos vinimos a vivir acá”, explicó la mujer muy feliz.

Le puede interesar: Hallazgo: posible detección precoz del cáncer de páncreas

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Llegaron al Hospital Universitario del Caribe (HUC) y después de hablar con varios especialistas y realizarse los exámenes correspondientes, aceptaron realizarse la reconstrucción molecular.

“Cuando nos dieron esa noticia nos emocionamos mucho. Nos explicaron lo complejo que sería, pero sabemos y confiamos en que todo terminará bien. Se nos está haciendo el milagro de que mi hijo escuche correctamente”, argumenta Oneida.

El médico cirujano Eduardo Vega, fue el doctor encargado de realizar la primera fase de la reconstrucción molecular y explicó que Édgar no tiene conducto auditivo, pero sí lóbulo y pequeñas partes de la oreja.

“La reconstrucción molecular son 3 tiempos quirúrgicos., Se le hizo solo el primero que fue el esqueleto de la oreja nueva. Se le puso un injerto que le sacamos de la costilla izquierda. Se talló el esqueleto de la oreja parecida al tamaño de las orejas de su madre y lo colocamos en la región auricular derecha”, explicó el doctor Vega.

Según el cirujano, en el segundo tiempo de cirugía, lo que harán es separar la oreja para que quede suelta de la cabeza y en el tercero le bajarán el lóbulo, para que quede como una oreja normal.

“Estamos felices con esta cirugía, el paciente ha evolucionado muy bien”, argumentó el doctor.

A pesar de ser una cirugía un poco compleja, Édgar se recuperó rápido y al estar en casa con su madre, le dijo: “Mamá escucho más. Escucho más clarito”.

Tanto Édgar como Oneida esperan el día de la segunda operación para ver cómo avanza todo el proceso.

  NOTICIAS RECOMENDADAS