Cartagena


Habitantes de Nuevo Paraíso esperan preocupados la temporada invernal

DANIELA BUELVAS

15 de marzo de 2013 12:01 AM

El presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) del sector Nuevo Paraíso, del barrio Olaya Herrera, pide al Distrito que le cumplan las promesas que les hicieron como solución para que sus casas no se les inunden en época invernal.
Cardique se comprometió con la construcción en concreto del canal Calicanto a su paso por el barrio Nuevo Paraíso y Fredonia desde septiembre del año 2011 y las obras, que se iniciaron hace casi un año, no avanzan por un impase en las zonas por donde debe atravesar  (Lea aquí: Cardique ejecutará obras para evitar inundaciones).
“Estamos esperando que nos terminen el canal porque lo dejaron a medias y no han continuado con los trabajos. En una cita con Clara Calderón, directora de Valorización, nos dijo que próximamente saldría la adjudicación de las casas que se necesitan reubicar para continuar con la construcción del canal, puesto que estas se encuentran en riesgo de caerse y se ven afectadas por la construcción, pero no nos ha dado respuesta”, comentó Amaury Barrios, presidente de la JAC,
Para que Cardique, encargado de la ejecución del proyecto, pueda continuar con la construcción del canal en concreto, debe esperar que la oficina de Valorización consiga la reubicación de 22 casas en total, de las cuales cinco son de carácter urgente, según informó el presidente de la JAC de Nuevo Paraíso. 
A pesar de las peticiones de la comunidad, las reubicaciones aún no se dan y los habitantes de Nuevo Paraíso esperan preocupados la temporada invernal, pues la solución a sus problemas se encuentra estancada, de la misma manera que quedará el agua en sus casas si no se logra una salida oportuna.
AFECTACIONES
Además del retraso en las obras, esta ha dejado afectaciones en algunas casas por donde se ha intervenido.
Domitila Tapias es una de las personas que se ha visto perjudicada.
“Me quitaron la cerca divisoria que tenía en mi patio y acabaron con varias matas de plátano. Aquí vivimos tres familias y aunque nos hemos visto afectados no queremos reubicación porque si nos dan una casa no vamos a caber todos cómodamente como aquí”, señaló Tapias.
Así mismo, Edith Serpa se mostró inconforme porque en la construcción  le destruyeron parte del piso del patio y la pared de su baño está a punto de venirse abajo.
“La pared está que se cae y el baño está destruido y ya viene el agua y las aguas que están en la parte del canal que construyeron están estancadas porque está lleno de basuras”, dijo Serpa.
ES UN PROCESO LARGO
La doctora Clara Calderón informó a través de su vocero que es difícil que la solución para esta problemática se dé inmediatamente, pues detrás de ella hay un proceso jurídico que toma cierto tiempo.
“Las casas en mención están ubicada en espacio público, no tienen escrituras pues hicieron parte de una invasión. Como no tienen escrituras no puede haber una negociación con el Distrito, por lo que el Distrito empezó un proceso jurídico, de tal manera que se pueda trazar un monto para darle un valor a la mejora (como se llama a los terrenos ocupados sin escrituras)”, comentó Calderón.
“El departamento jurídico de Valorización está buscando la manera de cuantificar las mejoras, pero ese es un proceso que lleva su tiempo. No es una cosa que se logre de la noche a la mañana”, agregó.

  NOTICIAS RECOMENDADAS