Hablaban por conferencias telefónicas mientras fleteaban

24 de marzo de 2019 10:00 AM
Hablaban por conferencias telefónicas mientras fleteaban
Los seis capturados fueron llevados ante un juez con funciones de Control de Garantías, quien los aseguró con cárcel.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La suma que iba a retirar era millonaria y el contratista de la Gobernación del Magdalena iba solo, sin ningún tipo de seguridad.

El hombre llegó a un banco en Santa Marta y retiró 100 millones de pesos en efectivo, pero no contó con que en la entidad bancaria había un sujeto que se hacía pasar por cliente y analizaba los movimientos de las personas que llegaban al lugar. El sujeto era un “marcador”, un miembro de una banda delictiva encargado de ubicar a las potenciales víctimas de los llamados fleteos.

Al darse cuenta del millonario retiro en efectivo del contratista, alertó a los demás miembros de la banda. El usuario bancario salió de la entidad en su carro particular y en un bolso llevaba el dinero en efectivo.

El hombre desconocía que sujetos en una moto lo seguían y el momento perfecto para atacar lo encontraron cuando el contratista se detuvo en el parqueadero externo de un conjunto residencial. Al bajar con el morral donde llevaba el dinero, dos sujetos en una moto lo abordaron. El parrillero lo abordó con arma de fuego en mano y le quitó el bolso.

Mientras ese robo era investigado en Santa Marta, miembros de la Sijín de la Policía Metropolitana de Cartagena hacían lo mismo en el Corralito de Piedra, con un caso del que fue víctima un comerciante. Este salió del corregimiento de Tierra Baja y llegó al casco urbano de Cartagena, a una entidad bancaria. Retiró 15 millones de pesos que utilizaría para construir una vivienda. Pero, cuando retiró el dinero, fue “marcado”.

El hombre se marchó y cuando llegaba a su residencia, en el camino de Tierra Baja, fue abordado por fleteros, que le hurtaron el dinero que llevaba.

Gracias a videos captados por las cámaras de seguridad de los bancos de donde salieron las dos personas que fueron víctimas de los fleteos en Santa Marta y Cartagena, los miembros de la Sijín de la Policía Metropolitana de Cartagena pudieron establecer que se trataba de un mismo modus operandi y que tras los hechos estaba una banda delictiva reconocida como los Nacionales.

Estas indagaciones desataron una operación que se hizo hace pocos días, en las que los miembros de la Sijín atraparon a seis presuntos miembros de esta red criminal, entre ellos alias Joche, su presunto cabecilla. Así mismo, otros dos presuntos miembros fueron notificados de este nuevo proceso en la Cárcel de Ternera.

Organizados
hasta en los pagos

Según las acciones investigativas hechas por la Policía Metropolitana de Cartagena, a esta estructura criminal le estaban haciendo el seguimiento desde finales del 2017.

Fue así como identificaron que la estructura se movía entre Cartagena, Santa Marta y Ciénaga (Magdalena).

Gracias a las indagaciones, lograron establecer el modus operandi. La banda, presuntamente, era dirigida por alias Joche, cuyo nombre de pila es José Luis Villadiego Zúñiga. Este reside en Barrio Chino, en Cartagena.

Mientras que este sería la cabeza, otras personas se dedicaban a “marcar” a las víctimas en las entidades bancarias, otras las seguían y transportaban a los llamados “cañoneros” en motos, mientras que estos últimos eran los encargados de intimidar con armas de fuego a las víctimas y quitarles el dinero.

Lo particular del caso es que, gracias a las interceptaciones telefónicas hechas a los miembros de la banda, se logró establecer que cuando cometían sus actos ilícitos, sus presuntos miembros se enlazaban en una conversación a través de sus celulares, lo que se conoce como una conferencia telefónica abierta.

“Se enlazaban desde que el ‘marcador’ llamaba a los demás para avisar quién era la víctima que salía del banco. Decía cómo iba vestida, qué prendas o bolso llevaba y en qué se iba. Hablaban entre ellos mientras hacían el seguimiento a la víctima, hasta que la interceptaban y le quitaban el dinero”, explicó un investigador de la Sijín de la Policía Metropolitana.

Gracias a todo ese trabajo también se estableció que la banda utilizaba motos y un carro para perpetrar los trabajos. El vehículo de cuatro ruedas que utilizaban sería el de alias Ricky. Se trata de un Mazda 3, que sería utilizado para transportar las armas y el dinero robado. “Es un vehículo que no despierta sospechas. Nadie pensaría que con este se estaría cometiendo un ilícito”, indicó otro investigador.

Así mismo, las indagaciones dejan ver que cuando los presuntos miembros de la banda se iban de Cartagena a Santa Marta, se hospedaban en hoteles en zonas exclusivas como El Rodadero, para no despertar sospechas.

“Los que llevaban los vehículos para cometer los robos recibían un porcentaje mayor de las ganancias, dado que estos se exponían a responder por ellos si ocurría algo inesperado, como perder los vehículos en medio de un hecho delictivo”, contó el mismo funcionario de la Sijín.

Varias de las interceptaciones hechas dejaron al descubierto el actuar de la banda y, con fotos, víctimas hicieron reconocimientos de sus presuntos verdugos.

Fue así como los miembros de la Sijín identificaron a ocho personas, dentro de ellas al presunto cabecilla, alias Joche. Este tenía medida de detención domiciliaria por un proceso por los delitos de hurto y porte ilegal de armas, tras ser capturado el año pasado en Valledupar.

Así mismo, identificaron como presuntos conductores de vehículos o “arrastres” a Luis Díaz Meza, alias el Cabe; Roberto Meza Valdez, el Negro; Johnnatan Flórez Arellano, Johnnatan Cadena; Ricardo Marún Arias, Ricky; y Jenniferth Zúñiga Guzmán, alias la Mona.

Así mismo, Alexander Gil Mangones y Edwin Guerrero Puello, alias Bart y Corozo, quien cumplirían la función de cañoneros en la banda.

Con todos los elementos materiales recolectados, así como videos de cámaras de seguridad de bancos en donde se ven a los presuntos marcadores, las interceptaciones telefónicas y los seguimientos, el fiscal que asumió el caso logró conseguir órdenes de capturas, que se hicieron efectivas hace unos días en Cartagena, en los barrios Olaya, Barrio Chino y Las Lomas.

Seis fueron los capturados en allanamientos, entre ellos Joche, mientras que alias Corozo y Johnnatan Cadena fueron notificados en la Cárcel de Ternera.

A los capturados los llevaron ante un juez y, aunque aseguran ser inocentes, fueron enviados a la cárcel mientras se adelanta el proceso penal para asegurar su comparecencia, porque el juez consideró que hay elementos que indican que representan un peligro para la sociedad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS