Cartagena


Hablan los periodistas detenidos por la Policía en Barú

A través de un comunicado a la opinión pública, los periodistas, Luis Ángel y Julia Mendoza, pidieron respeto por el ejercicio del oficio periodístico.

EL UNIVERSAL

15 de mayo de 2022 09:02 AM

Este sábado, 14 de mayo, se dio a conocer, a través de un video, la detención “irregular” de los periodistas, Luis Ángel y Julia Mendoza, quienes se encontraban haciendo reportería para el medio brasilero Globo Mundo sobre el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en Cartagena. (¿Qué pasó con un periodista que investigaba crimen de fiscal en Barú?)

Los periodistas fueron aprehendidos por la Policía de la subestación de Playa Blanca en Barú. El hecho se hizo viral, luego de que uno de ellos compartiera un video en Twitter, mencionando a la Fundación Para la Libertad de Prensa (Flip).

Pese a que la Policía Metropolitana de Cartagena se pronunció explicando el hecho, los periodistas a través de un comunicado, compartido este domingo, desmintieron lo dicho por las autoridades y contaron su versión de lo sucedido.

“Hoy, 14 de mayo de 2022, fuimos víctimas de un procedimiento policial abusivo, violento e irregular, en Playa Blanca, Barú (Cartagena), lugar donde nos encontrábamos haciendo una reportería para el medio de comunicación brasilero O’globo TV”, comenzaron diciendo en el documento.

Asimismo, explicaron que “mientras grabábamos algunas imágenes cerca de la estación de policía de Playa Blanca, fuimos abordados por dos subintendentes de policía, por varios patrulleros y por un grupo de hombres del Grupo de Operativos Especiales de Seguridad (GOES)”.

“Uno de los subintendentes me pidió a mí, Luis Ángel, la identificación. Contrario a lo que se asevera en el comunicado de prensa de la policía, procedí, de inmediato, a entregarle mi cédula y el carnet que me acredita como periodista. Tras entregarle los documentos, el policía impidió que yo grabara con la cámara el

procedimiento. Yo, ejerciendo mi derecho a hacerlo, insistí en grabar. Luego me dijo que me conduciría a la estación de policía, a lo que yo me negué. Ante mi negativa, el subintendente me tomó por la fuerza de ambos brazos, diciendo que me iba a requisar. Después, dos policías más me tomaron del cuerpo y me condujeron, forzadamente, a la estación”, mencionaron.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Finalmente, el periodista afirmó que recibió amenazas por parte de la policía cuando estaba dentro de la estación.

“Un policía me amenazó con llevarme a la Sijin para investigarme y el subintendente hizo una anotación en su libro de anotaciones que me pidió firmar para dejarme ir del lugar sin ponerme un comparendo”, aseguró. (Las conexiones criminales que convirtieron una luna de miel en tragedia)

¿Qué dice la anotación?

“El señor Luis Alberto Ángel se retira de las instalaciones policiales sin haber sufrido ningún tipo de maltrato físico ni psicológico”.

Ante esto, el periodista se negó a firmar y fue así como las autoridades procedieron a ponerle un comparendo por, supuestamente, violar el artículo 35 del Código de Policía.

“No me dejaron ir de la estación sino dos horas después. Mientras esperábamos a que me dejaran ir, a María Luna le ordenaron que deje de grabar y la amenazaron con ponerle un comparendo. Luego, hombres de civil se acercaron a nosotros para fotografiarnos. Pregúntamos de quién se trataba y nos dijeron que hacían parte de un grupo de inteligencia de la policía”, contó.

Finalmente, los periodistas lamentaron en el escrito que esto haya sucedido, pues les fueron vulnerados sus derechos fundamentales a la libertad de prensa, a la libertad de expresión y a la libertad de locomoción. Además, pidieron a la policía respeto por el ejercicio del oficio periodístico.

“Agradecemos la solidaridad y el oportuno acompañamiento de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), de defensores y defensoras de los derechos humanos y los y las colegas periodistas que estuvieron pendientes de nosotros”, puntualizaron.

Cabe recordar que sobre lo ocurrido la policía dijo que el periodista se había retirado de las instalaciones sin ninguna novedad. “Desde el Comando de la Policía metropolitana se realizarán las verificaciones pertinentes para establecer si durante el procedimiento hubo algún exceso o irregularidad, con el fin de garantizar el respeto por los derechos humanos”.

Sobre lo ocurrido la policía dijo que el periodista se había retirado de las instalaciones sin ninguna novedad.

  NOTICIAS RECOMENDADAS