Hambre o coronavirus: el drama de los informales en Cartagena

26 de marzo de 2020 12:00 AM
Hambre o coronavirus: el drama de los informales en Cartagena
Pese al toque de queda, muchos vendedores informales siguen circulando por las calles de la ciudad. Dicen que necesitan rebuscarse para poder comer. //Óscar Díaz - EU.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

1. Astrid Viveros tiene un puesto desde hace diez años a las afueras del cementerio Jardines de Cartagena. Día a día vende entre 150 y 200 flores a quienes van a visitar a sus seres queridos, sin embargo, desde el pasado viernes cuando fue cerrado el cementerio al público ella y otras 18 personas que igualmente se dedican a esa labor no han reportado ventas. Si acaso dos o tres, pero la mayoría de las flores que tienen, exceptuando las artificiales, terminan por marchitarse. “Nosotros somos vendedores del día a día, solo tenemos lo de las flores y comemos es de lo que trabajamos. ¿Ahora de qué vamos a vivir si no tenemos ni para movilizarnos?”, se pregunta Astrid, quien asegura que así como ella tiene un hermano que está enfermo y depende económicamente de ella, otros tienen hijos y familias que sostener con lo que ganan, pero que de aquí hasta que finalice la cuarentena no saben qué van a hacer.

2. La situación de Jimmy Miranda, quien vende plátanos en el mercado de Bazurto, puede decirse que es menos trágica, ya que este lugar aún continúa abierto para los cartageneros en un horario de 1 de la madrugada a 2 de la tarde, sin embargo, él afirma sentirse afectado por toda esta situación.

“Yo no estoy de acuerdo con la cuarentena porque eso es pa’ el que tiene su comida en la casa, pero el que no la tiene como yo, tiene que salir a trabajar a ganársela, nadie más me la va a dar. Yo tengo mi familia y mis hijos, imagínate, si no salgo por 20 días ¿cómo hago con la comida?”, dice.

Hambre o coronavirus: el drama de los informales en Cartagena

Jimmy Miranda llega al mercado a vender desde las 5 de la mañana. // Óscar Díaz - El Universal.

3. En el barrio Fredonia muchos de sus habitantes viven del comercio informal, por lo que ante el confinamiento que los obliga a quedarse en sus casas el generar ingresos les resulta más complicado que antes. Desde hace unos días, tanto el Distrito como el Gobierno Nacional han anunciado la entrega de ayudas humanitarias, mercados y kit de aseo a la población vulnerable con el fin de sobrellevar esta situación. Sin embargo mientras se hacen las caracterizaciones y se definen quienes serán los beneficiarios, los días pasan y las necesidades crecen.

Por este motivo en este barrio, a modo de protesta, los habitantes decidieron colocar trapos rojos a las afueras de sus hogares con el fin de ser identificados por el Distrito en caso tal se lleguen a acercar por el sector con las aclamadas ayudas.

Hambre o coronavirus: el drama de los informales en Cartagena

Así lucen las calles del barrio Fredonia. // Cortesía.

***

En Cartagena la tasa de informalidad sobrepasa el 54%. Es decir, más de la mitad de los habitantes vive del rebusque. Si bien la cuarentena a nivel nacional fue decretada por un motivo de salud pública y de evitar la propagación del coronavirus, son miles las personas que más allá del miedo que les produce contagiarse del COVID-19 se enfrentan a un segundo temor del cual nunca han logrado librarse: dormir con el estómago vacío.

La preocupación es mayor cuando se trata de personas que no se encuentran afiliadas a ningún programa del Estado como Familias o Jóvenes en Acción, los cuales, según determinó el Gobierno Nacional recibirán subsidios especiales para sobrellevar la cuarentena.

Según la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Cartagena (Oagrd), en el momento y en compañía del Plan de Emergencia Social Pedro Romero (PES-PR) se están realizando caracterizaciones para entregar ayudas humanitarias a aquellas personas que no hacen parte de estos programas, con el fin de que lo más pronto posible puedan tener con qué sobrevivir durante este tiempo.

Las ayudas entregadas por la Oagrd consisten en un kit de aseo y un mercado con productos alimenticios para un hogar de cinco personas con una duración de 10 a 12 días. “Quédense en su casa y esperen el tiempo, que la Alcaldía estará llegando a todos los lugares”, señaló Fernando Abello, director de esta Oficina.

Lamentablemente el hambre es algo que no da espera, por lo que muchos, a pesar de la instrucción afirman que seguirán saliendo por su pan de cada día. Esto mientras las condiciones mínimas para poder estar en cuarentena de forma digna por fin les sean garantizadas.

Nuevas medidas

En la noche del martes el presidente Iván Duque anunció un ingreso solidario para 3 millones de familias colombianas que no estén cubiertas por programas sociales. “Ese giro debe empezar la próxima semana y será en promedio 160 mil pesos”, precisó el mandatario.

“Queremos que los colombianos más vulnerables sepan que estamos tomando una decisión drástica y necesaria en materia de salud para proteger la vida, pero que también estamos pensando en protegerlos a ustedes de cualquier afectación en sus niveles de ingreso y que podamos trasegar estas tempestades sin que haya hambre en nuestro país”, puntualizó Duque.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS