Hasta 135 vehículos pasan cada vez que se levantan las talanqueras

23 de julio de 2018 07:30 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Uno de los compromisos que en diciembre del año pasado trazó el Distrito frente al Ministerio del Interior y el movimiento ciudadano Cartagena Sin Peajes, es el levantar las talanqueras cada vez que en las filas de cobro hayan más de 20 vehículos esperando.

Para esto, un equipo de la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar (Edurbe) se encarga de vigilar el flujo vehicular en los peajes internos de Bazurto y Ceballos. Según le explicó a El Universal el gerente de esta entidad, Bernardo Pardo, el movimiento es constante y por eso le pusieron la lupa a la Concesión Vial, operador de los peajes, para que esta medida se cumpla sin perjudicar el desplazamiento de los conductores.

Según explicó Pardo, son dos los inspectores, uno por peaje, los que hacen la revisión y ordenan el levantamiento de talanqueras. Además, resaltó que los días sin moto son en los que más dejan pasar carros sin pagar el peaje.

“Nuestro personal va todos los días a revisar los peajes. Por lo general están en las horas pico, de 8 a 9 de la mañana y de 6 de la tarde a 7 de la noche. Es paradójico, pero los días con más congestión en los puntos de pago son los viernes sin moto (...) Es más, un día común y corriente cuando se levantan las talanqueras pasan entre 135 y 200 vehículos en todas las casetas, pero cuando es viernes sin moto alcanzamos más de 2 mil carros”, explicó el gerente de Edurbe.

En un recorrido hecho por El Universal en el peaje de Bazurto en hora picó, se notó que las talanqueras estaban alzadas, evitando así un “cuello de botella”. Sin embargo, son muchas las denuncias de los usuarios.

Equipo integral
El funcionario resaltó que además de las talanqueras, revisan el estado de las vías y también todos los procesos relacionados a la operación de la concesión a través de tres equipos: uno técnico, otro financiero y otro jurídico.

“En el grupo financiero hay un profesional experto en la Tasa Interna de Retorno (TIR), que es de lo más importante, ya que con esta se puede establecer si la concesión recuperó la inversión que hizo en la construcción de la malla vial, entre otros asuntos.

“Por otro lado, tenemos a cuatro especialistas, entre ingenieros con maestrías en geotecnia, para la revisión de todo el corredor, que no hayan huecos y que todo esté en perfectas condiciones, pues esa es la razón de ser de la concesión. También tenemos dos abogados encargados de todo lo jurídico”, explicó.

Los Compromisos

Estos fueron los compromisos que se hizo el Distrito con el Ministerio de Hacienda y un colectivo de ciudadanos:
Un estudio para definir el cumplimiento de la Tasa Interna de Retorno (TIR) en el contrato de concesión de la ruta de acceso, del corredor rápido a la variante Mamonal de Cartagena.

En atención a las denuncias presentadas por los peticionarios frente a los problemas que ha traído la operación del peaje, la Alcaldía se comprometió a realizar cada tres meses una medición del índice de pavimento de la vía y adelantar los mantenimientos respectivos, mientras se obtienen los resultados del estudio para determinar el cumplimiento de la TIR.

Adicionalmente, cuando se represen más de 20 automotores en el peaje se levantará la talanquera sin el cobro del mismo.

Los informes de supervisión serán publicados mensualmente

Una vez se cuente con los resultados del estudio, la alcaldía se comprometió a programar una audiencia pública para dar a conocer los resultados y las medidas a adoptarse frente al futuro de los peajes.

Se establecerá una mesa de trabajo entre los peticionarios, la alcaldía y viceministerio del Interior, para revisar el alcance de los compromisos adoptados y se organizarán foros periódicos para socializar la información del proceso con la ciudadanía.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS