Cartagena


Hay que salvar al niño Edwin Altamar, necesita un trasplante de médula

El menor está en tratamiento de quimioterapia en la Casa del niño, y es urgente que la EPS agilice la autorización para el procedimiento.

PEDRO TORRES VERGEL

10 de enero de 2023 12:00 AM

De solo 13 años de edad, el niño Edwin Altamar Salas tiene todas las ganas de vivir, y su mamá Liliana Salas Reinel hace muchos meses realiza todo lo posible para lograrlo, con el respaldo emocional y psicológico de Fundevida, institución por la cual están amparados y asesorados desde hace aproximadamente 1 año.

Esta familia vive en el barrio Nelson Mandela, en Cartagena. Lea: La colombiana que creó la primera pauta para trabajar con células madre

Edwin padece leucemia mieloide aguda, diagnosticada el 25 de noviembre de 2021, y puede salvarlo un trasplante de médula ósea, para lo cual su padre sería el donante.

Sin embargo, para que eso sea posible –explica la madre del menor– se necesita que la EPS Cajacopi, a la que están afiliados en salud, acelere dos cosas: la pronta autorización para hacerle el trasplante de médula, y que salgan de inmediato los resultados de unos estudios ordenados al padre y al niño, para determinar la compatibilidad de HLA (antígenos leucocitarios humanos) entre donante y receptor, o en su defecto encontrar otra persona que haga ese gesto humanitario.

Tales exámenes les fueron practicados hasta el 16 de noviembre del año 2022, y los resultados debieron salir hace 15 días, pero eso no ha ocurrido, dice Liliana Salas. Lea: Desmintiendo mitos sobre trasplante de órganos

Edwin se encuentra en estos momentos en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Infantil Napoleón Franco Pareja (o Casa del Niño), recibiendo tratamiento de quimioterapia para realizarle el procedimiento que requiere con urgencia, pero si el niño sale de la quimioterapia y el trasplante no esta autorizado, se pierde todo el esfuerzo adelantado para salvarlo, advierte la angustiada madre.

Explica que desde el 28 de julio del año pasado, el medico especialista tratante del niño por parte de Cajacopi, una oncóloga pediatra, ordenó una valoración por parte del grupo de trasplante de la EPS, y la revisión la hizo ese equipo humano hasta el 14 de septiembre, pero no hay una decisión definitiva.

La madre dice que ha llamado a Cajacopi, “y me dicen que hay que esperar, que está en proceso, que esperan respuesta de Barranquilla, pero no solucionan nada”. Lea: Este es el cáncer infantil que se puede detectar en casa con un celular

PRECEDENTES DEL PACIENTE

En octubre del 2021, el niño Edwin Altamar Salas (tenía 12 años) enfermó de dengue hemorrágico y covid, al tiempo.

Fue llevado entonces a la Casa del Niño, donde estuvo en UCI y logro sortear ambas enfermedades; sin embargo, su salud no mejoró por completo, de manera que en la misma institución le practicaron tres veces una biopsia por aspiración, y en la última muestra le descubrieron y diagnosticaron la enfermedad: leucemia mieloide aguda. Eso fue el 25 de noviembre de ese mismo año. Lea: 8 síntomas que podrían indicar que su hijo sufre de anemia

CAJACOPI RESPONDE

El Universal consultó a Cajacopi EPS sobre el caso del niño Edwin Altamar, y una fuente de la entidad explicó lo siguiente:

“Al niño no lo ha visto el medico aún, los padres dejaron perder la cita que tenían en su momento. La cita se la reprogramaron nuevamente.

“Quien va a revisar los resultados de los exámenes que les hicieron, que ya están para verificar si es compatible o no el padre y el niño, es el médico tratante. Una vez el médico mire los resultados es cuando entra Cajacopi a hacer la autorización que se requiere. Lea: ¡Por primera vez! Una persona se curó del VIH por sí misma

“El medico de control aún no lo ha visto, por tal motivo Cajacopi no puede proceder a hacer una orden sin que el médico haya visto al niño. Hasta ahora Cajacopi le ha dado al niño todos los requerimientos y autorizaciones que le han pedido. Nunca se le ha negado nada”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS