Cartagena


Hoy inauguran ludoteca en Palenque

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

10 de febrero de 2017 12:00 AM

Mañana, desde las 4 de la tarde, se inaugurará una ludoteca en el corregimiento Palenque San Basilio.

Dicha ludoteca es organizada por la Fundación Tierra de Paz, de Argentina, que lleva varios meses trabajando en la enseñanza de buenos valores y cooperación con los niños y los jóvenes de Palenque.

Cristian González, miembro de esa fundación, dijo que la ludoteca comenzó con unos talleres con niños y padres de familia con base en las necesidades culturales, orales, sociológicas y económicas que tiene esa comunidad.

La ludoteca, según lo que explicó González, “es un espacio donde el niño desarrolla sus condiciones cognitivas de una manera diferenciada o complementaria de la educación formal”.

Lo anterior implica que el simple hecho de que haya un adulto prestándole atención a un niño, jugando con él y entendiendo su mundo y su idioma, hace que el  menor esté más predispuesto a aprender.

“Con ello --indicó-- intentamos que se vea que no es un esfuerzo aprender, sino que el niño por naturaleza pregunta todo el tiempo, lo que debe verse como una inquietud hacia el conocimiento. Pero hay un momento en que esa inquietud merma, porque el sistema educativo suele ser demasiado desgastante, en vez de dejar que la creatividad fluya libremente, sin que haya tantas estructuras para expresar lo que alguien siente”.

Desde el concepto de la ludoteca, la enseñanza debe mirarse como un juego en el que no es necesario competir y ganarle a alguien o ganar algo, sino lograr que cada cual se exprese desde las artes o las ciencias y, sobre todo, que interactúe divirtiéndose.

La creación de la ludoteca empezó con una investigación de parte de la fundación, cuyo objetivo era entender la cultura palenquera.

En la segunda etapa cinco profesionales argentinos organizaron capacitaciones, talleres culturales y pedagógicos para niños y padres, la que llevó a la tercera etapa, que fue dar a conocer a la comunidad que el pueblo tendría una ludoteca que necesita de la colaboración y del empoderamiento de los pobladores.

“Este último aspecto es muy importante, porque nosotros algún  día tendremos que irnos, pero necesitamos tener certeza de que la ludoteca no va a decaer, que no tenga sólo cosas materiales sino también un alma, mediante instituciones que se comprometan a seguir adelante con ella”, dijo Cristian González.