"Hoy somos invisibles, mañana damnificados"

04 de abril de 2017 02:55 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los caños y canales son un dolor de cabeza para cientos de personas. La furia de las lluvias hacen que estos se conviertan en el vehículo principal para que ocurra una tragedia, pero también las invasiones y la poca conciencia ambiental de los cartageneros son una amenaza.

Todo es una cadena. El simple hecho de arrojar basuras y escombros a los caños o talar un árbol en el cerro de La Popa pueden causar una catástrofe, por lo que la intervención del Distrito en ciertos puntos de la ciudad debe ser inmediata.

Macroproyectos como el Plan de Drenajes Pluviales, que promete ser una solución a los estragos causados por el cambio climático, como lo son las constantes inundaciones en diferentes barrios y la vulnerabilidad del sistema de alcantarillado, generan expectativa.
Además, hacer que Cartagena sea una ciudad compatible y competitiva con el clima es la gran apuesta del Plan 4C.

El Universal recorrió los sectores más vulnerables. 

Cerro de La Popa
Han pasado 18 días desde que Cartagena encendió sus alarmas por el posible desplome del Salto del Cabrón, en el cerro de La Popa, que amenazaba con dejar en la calle a cientos de familias que viven en sectores aledaños.

Después de visitas de geotecnistas, funcionarios de la Secretaría de Infraestructura, expertos de la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar (SIAB),  del Servicio Geológico Colombiano y de la Oficina de Gestión del Riesgo del Distrito, esta comisión presentó un informe completo de los pasos a seguir en el Salto del Cabrón y dio un parte de tranquilidad a la ciudadanía, ya que la dimensiones fracturadas son menores de las que se tenían establecidas. Pese a esto, han caído varias lluvias y, según habitantes, la fractura sigue creciendo y de paso poniéndolos en peligro inminente.

Policarpa
“Yo no sé para el Distrito qué es una emergencia. ¿Acaso tiene que llegarnos de nuevo el agua hasta el cuello o que perdamos todos los chócoros que con esfuerzo hemos conseguido para que nos presten atención?”. Con esa inquietud, y con los pies llenos de barro, Yudi Miranda se prepara desde ya para “la guerra” contra la lluvia. Ella, junto a sus 5 hijos, han sufrido por las inclementes inundaciones que año tras año arrasan con todo lo que encuentren en su paso en Policarpa.

Yudi lleva 15 años viviendo en el sector Las Flores, a un costado del canal Policarpa 2, y dice que el agua de lluvia le ha dañado la nevera, la cama, colchones, ropa, muebles y de paso le ha arrebatado las esperanzas de encontrar una ayuda por parte del Distrito.  “Nunca vienen y si lo hacen se dedican a prometer, pero nunca a cumplir. Desde ya toca ingeniarse soluciones para no inundarse, lo que nos preocupa porque ya cayeron las primeras gotas y el agua hizo de las suyas”, concluye.

Isla de León
Mariluz Julio Díaz tiene cuatro meses de embarazo y teme que una inundación la haga pasar un mal rato. “Aquí lo que puede pasar es que el agua desaparezca a Isla de León. No es algo exagerado, pues cada vez que llueve no hay ni una casa que no se inunde. Por mi estado de embarazo a veces es difícil atravesar los puentes que nosotros mismos construimos con tablas y más cuando los canales se llenan, porque el fango los tapa. Me preocupan mis otros tres hijos, mi casa y que se me sigan dañan las pocas cosas que tenemos”, dice Mariluz.

Cabe resaltar que el Distrito ha reubicado a varios habitantes de esta invasión, pero es común la reincidencia, por lo que cada vez son más los asentamientos, en especial de venezolanos. En un recorrido hecho por este medio, se notó que tras las recientes lluvias hay algunas casas de madera que se desplomaron.

Fredonia
Cada día el canal Calicanto Viejo se va llenando de agua, lo que enciende las alarmas en Fredonia, barrio que ha sido víctima del poder de la naturaleza y del agua lluvia. Carmela Fernández puede dar fe de esto, ya que lleva 50 años viviendo en la Calle 1 de esta comunidad.

“No solo nos preocupa el agua. ¿Usted puede creer que ya hasta culebras mapaná hacen de las suyas cuando empieza a llover? Está bien que el alcalde inaugure obras como parques y canchas, pero tiene que enfocarse en las prioridades del barrio y todas se resumen en la profunda intervención de los caños y canales”, contó la moradora.

Cabe resaltar que históricamente Fredonia  es uno de los barrios más damnificados con las lluvias, ya que en la época invernal el sistema de drenaje colapsa, haciendo que todas las casas se inunden.

Boston
Aunque este será el barrio piloto en Colombia que, según lo establecido en el Plan 4C, se adaptará al cambio climático, las lluvias siguen causando inundaciones. Uno de los agravantes para que el agua lluvia no encuentre su cause en los canales son las nuevas invasiones.

“La Secretaría de Planeación nos llamó para exponernos unos proyectos para que en el barrio no suframos con las inundaciones. Por lo pronto hemos hecho grupos de reciclaje, adoptado árboles y estamos por formalizar una sociedad de pescadores para que cuiden la Ciénaga de la Virgen. Ya tenemos un problema por la falta de un buen sistema de drenajes, pero hay cosas que podemos ir haciendo poco a poco”, dijo Edwin Gómez, presidente de la Junta de Acción Comunal del sector El Pueblito de Boston.

Erosión costera: la pasada época invernal, en la que las lluvias y las mareas altas inundaron varios sectores de la ciudad, dejó en evidencia que es necesario implementar la protección costera. Respecto a esto, el alcalde ya tiene un presupuesto para invertir en alternativas que mitiguen los estragos causados por el agua de lluvia y de mar.

“El Distrito invertirá cerca de $60 mil millones en la protección costera de la ciudad para ganar playas en el sector del Malecón de Bocagrande. En este proyecto se van a intervenir 2,2 kilómetros de playa al poner espolones, pero necesitamos plata de la Nación para que nos ayuden con los cinco kilómetros restantes”, dijo el alcalde Manolo Duque.

Plan de Drenajes: Alfredo Bula Dumar, gerente de Edurbe, empresa encargada del Plan de Drenajes, le contó a El Universal que se han visitado los canales San Fernando, Alameda, Villa Rubia, Ricaurte y Chiamaría, donde están realizando observaciones en cuanto a invasiones y  afectaciones de las redes de servicios públicos.

“Para el éxito del Plan de Drenajes es necesario escuchar las observaciones de las personas que vivan en cercanías a los caños y canales, ya que son los principales afectados y conocedores de los problemas en sus sectores, por lo que se está atendiendo a todos los miembros de la comunidad que han requerido información”, dijo Bula.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS