Iglesia Católica en Cartagena lanza campaña para Domingo de Ramos

07 de abril de 2017 04:37 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Por segundo año consecutivo, la Arquidiócesis de Cartagena invita a los católicos a preservar la naturaleza durante la celebración del Domingo de Ramos.

Bajo el lema “No cortes ramas, siembra un árbol”, la Iglesia hace un llamado a los fieles para que el inicio de la Semana Santa se caracterice por un gesto de agradecimiento a la naturaleza, a través de la preservación de todas las especies vegetales -protegidas y no protegidas -y a cambio se le recompense con los árboles que el clima reclama.

“El 9 de abril es Domingo de Ramos y para los católicos es el inicio de la llamada Semana Mayor o Semana Santa, durante la cual se conmemoran los grandes misterios de la Iglesia: la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor. Esa celebración se inicia con la conmemoración de un hecho que vivió Jesús en Jerusalén en su última semana de vida terrenal, cuando hubo una explosión voluntaria de ‘Hijos de hebreos’, lo cual quiere decir que se trataba de jóvenes y adolescentes hijos de judíos. Ellos armaron fiesta para recibirlo. Según la costumbre judía usaron ramas de olivo, el árbol más común en Israel, una especie del desierto para proteger la tierra y preservar la poca agua que tiene ese territorio. Quisieron manifestarle a Jesús su alegría por su presencia, batiendo ramas de esa especie.

“Ese día los católicos de Cartagena y de los municipios de Bolívar vamos a hacer la misma celebración. Durante años se ha tenido la costumbre de usar ramas de olivo y de palma, la cual, en algunas especies, no se reproduce, por lo cual los ambientalistas aconsejan que no se use. Ante eso, la Iglesia, respetuosa de la naturaleza, ha querido cambiar esa costumbre en sus fieles. El año pasado,  comenzamos una campaña que dio buenos resultados: no vamos a cortar ramas para recordar la llegada de Jesús a Jerusalén, vamos a sembrar árboles durante el año para que el Domingo de Ramos podamos sembrar muchos árboles en las ciudades y el campo. Este año esperamos mejor respuesta”, dijo monseñor Jorge Enrique Jiménez, arzobispo de Cartagena.

Dice que con esa campaña quieren recordar la política del papa Francisco en su encíclica “Laudato Si, mi Signore”, que significa Alabado seas, mi Señor, cuyo mensaje es el cuidado de lo que el pontífice llama “casa común” (tierra) y que busca crear conciencia para respetar la naturaleza.

“La situación ambiental de Cartagena es muy grave en todos los aspectos, por lo que todos tenemos que colaborar para evitar catástrofes. Los católicos queremos apostar a ese gran componente. Por eso nuestro lema es claro: no cortes ramas, siembra un árbol”.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS