Cartagena


IPCC sella otra obra sin permisos sobre el baluarte de El Reducto

Siguen las afectaciones de particulares a los bienes de interés histórico y cultural de la Ciudad. Las autoridades actúan.

OMAR ANDRÉS CARRASQUILLA LEÓN

11 de septiembre de 2021 12:00 AM

El 28 de agosto El Universal informó sobre una situación inquietante en una de las fortificaciones de la ciudad: el baluarte San Lorenzo o de El Reducto, al final de la calle del Arsenal.

Muchos transeúntes denunciaron unas obras abandonadas: andamios solitarios, cuerdas y vestigios de una intervención sin ningún albañil presente.

(Conozca el contexto: El baluarte de El Reducto está en pleito jurídico

La situación alertó a la opinión pública, en momentos controversiales en lo que respecta al patrimonio cultural de la ciudad. Ese día, el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC) anunció inspecciones y toma de medidas.

El fuerte es controlado, desde 2010, por la empresa CI Rancho de Jonás LTDA, gerentes del restaurante bar La Casa de la Cerveza, a título de concesión otorgada por la Sociedad de Mejoras Públicas en el 2010 para el manejo y uso del bien.

Luego, desde la fecha en que se trasladó la gestión y administración de las fortificaciones a la Escuela Taller de Cartagena, esta entidad busca la restitución de esta porción concedida de la muralla, a través de los estrados judiciales.

En 2019 un juez de primera instancia falló y declaró el incumplimiento del contrato y ordenó la restitución del inmueble a la Etcar. Sin embargo, Rancho de Jonás apeló la decisión del juez. El proceso se encuentra en el despacho del magistrado para fallo de segunda instancia.

La Escuela Taller de Cartagena, constantemente, ha informado al Ministerio de Cultura y al Comité Técnico de Patrimonio Distrital sobre los hallazgos realizados durante distintas inspecciones técnicas como intervenciones irregulares e instalación de estructuras que pueden afectar al bien de interés cultural. Por lo que han solicitado operativos para aplicar primeros auxilios al fuerte.

Ayer, el IPCC como representantes de la Alcaldía de Cartagena, miembro del Comité Técnico de Patrimonio Distrital, hizo el cierre preventivo y la suspensión de las obras de reacondicionamiento y restauración que realizaba el establecimiento comercial.

Por lo tanto, el IPCC procedió al cierre preventivo luego de una inspección técnica que se realizó el pasado 26 de agosto y, luego de cumplir con los trámites legales pertinentes, encontró que las obras se realizan sin ningún tipo de permiso, el cual debe tramitarse ante el Comité Técnico de Patrimonio, que es un ente del orden distrital, y ante el Ministerio de Cultura.

Hasta hace unos días La Casa de la Cerveza seguía anunciando su futura reapertura a través de sus canales telefónicos. El proceso de restitución seguirá en los juzgados, mientras el IPCC define el nivel de afectación de las obras adelantadas, ahora suspendidas.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS