Cartagena


Isla Fuerte, casi 3 años sufriendo por la luz

La población insular se beneficia de paneles solares en el día, pero en las noches le toca aguantar calor y mosquitos. Esperan unas plantas que están represadas en Cartagena.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

28 de abril de 2020 12:00 AM

Históricamente, en Isla Fuerte han padecido por falta de energía eléctrica, incluso entre los años 1990 y 2010, en esta población insular de Cartagena no contaron con ningún sistema que les brindara luz. Fueron 20 años de completas afugias.

A la gente, la que podía, le tocaba comprar plantas eléctricas que necesitan de una inversión monetaria bastante grande diariamente en combustible para funcionar.

Sin embargo, gracias a la gestión de sus líderes comunitarios, hace 10 años el Estado a través del Ministerio de Minas y Energía los privilegió con la entrega de paneles solares y plantas para que sortearan esa necesidad básica.

Todo ha marchado bien desde entonces, de hecho los paneles solares funcionan normalmente, pero las plantas de energía se dañaron hace dos años y medio, y desde ese momento las noches en Isla Fuerte son completamente oscuras, con calor y mosquitos.

Además, con los alimentos en riesgo debido a las falencias en la refrigeración. (Lea: Bartender, meseros y chef, piden apoyo para los pequeños empresarios de la ciudad).

Están en una bodega

Desde el Consejo Comunitario se hizo la gestión nuevamente para que el Minminas les resuelva ese problema, y tal petición fue atendida de buena manera, ya que les enviaron dos nuevas plantas de mayor capacidad y les prometieron que además iban a hacerle mantenimiento al sistema de paneles solares. Sin embargo, por la emergencia del COVID-19 las plantas están represadas en Cartagena y no han podido ser llevadas a Isla Fuerte.

“Aquí tenemos las dos plantas dañadas. Estamos esperando que todo esto del coronavirus se acabe para que vengan a buscarlas y a traernos las dos plantas nuevas, esas serán de mayor capacidad y los repuestos se podrán conseguir en Colombia. La gente está preocupada porque los días pasan y no sabemos cuándo se pueda solucionar todo”, señaló Leris Zúñiga Navas, representante legal del Consejo Comunitario.

Isla Fuerte cuenta con cerca de 480 viviendas y 2 mil habitantes. Es la última isla de Cartagena, a 150 kilómetros de distancia. Por vía marítima se puede llegar en tres horas en lancha rápida. Por vía terrestre son más de seis horas y se debe atravesar por Sucre y Córdoba.

Las plantas ya están listas

El Universal se comunicó con el IPSE (Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas), el cual está adscrito al Ministerio de Minas y Energía, desde donde informaron que en efecto las plantas ya se encuentran en proceso de traslado y actualmente están en Cartagena.

“Hay un contrato que se suscribió para enviar las plantas a Isla Fuerte, están en proceso de transporte, pero hubo que suspender el contrato por el tema de la pandemia. La suspensión va hasta el 30 de abril. El contratista pidió una prórroga a la suspensión, vamos a analizarlo y después tomaremos la decisión de prorrogar o continuar”, sostuvo el ingeniero Germán Hernández, del IPSE.

¿Cómo funcionan ?
La líder Leris Zúñiga señaló que en la isla tienen personal instruido para maniobrar los paneles solares y las plantas. “Aquí hay una cooperativa de nativos, se capacitaron en el Sena para el tema de la electricidad. Ellos operarán las plantas y pasarán una información diaria al Ministerio y con base en las cifras nos subsidiarán el 80 por ciento del gasto del diesel, el combustible. El otro 20 por ciento saldrá de la población, cada casa tiene un contador y con esa plata que se recoge se le paga el salario a los operarios y se deja para el mantenimiento y los repuestos. Estamos muy organizados”, explicó la mujer.