Cartagena


Isla Fuerte cumplió un año sin energía eléctrica

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

02 de octubre de 2018 12:00 AM

El corregimiento de Isla Fuerte, zona insular de Cartagena, cumplió un año sin energía eléctrica.

Por esa razón, la dirigencia comunal de esa zona pidió a los gobiernos Nacional y Distrital que dialoguen y remedien la situación, pues no solo las viviendas familiares requieren el servicio sino también un plantel educativo, un CDI,  un puesto de salud y los establecimientos dedicados al turismo.

Mientras tanto, la comunidad se sirve de 709 paneles solares (instalados por el Ministerio de Minas y Energía) que dan energía durante cinco o seis horas al día, en caso de que el clima no sea adverso. De 7 de la noche en adelante, quienes poseen los medios usan plantas portátiles de diesel, cuyos costos alcanzan el millón de pesos por mes.

Justino Barrios Agresott, el administrador de la Cooperativa Comunitaria de Servicios Públicos de Islas Fuerte (Cooserpuci), contó que durante un consejo comunitario que se organizó en el municipio de Arjona (Bolívar), el entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, se enteró de que Isla Fuerte tenía 25 años sin energía eléctrica.

Fue así como ordenó la aplicación de un proyecto piloto consistente en la instalación de unas plantas que funcionarían con Gas Licuado de Petróleo (GLP), aportado por la empresa Codegas.

Según la cooperativa de Isla Fuerte, el proyecto resultó inviable, ya  que generaba muchas pérdidas tanto en su traslado como en su instalación, de manera que solicitó la instalación de los primeros paneles, que funcionarían solamente en el día, por lo cual el Ministerio decidió no autorizar más GLP para el pueblo.

“Pero --recordó Barrios Agresott--, viendo que se acercaba una alta temporada turística, por mi cuenta y sin pedir autorización al Ministerio, solicité a Codegas que alimentara las plantas. Imaginé que más adelante el Ministerio autorizaría ese uso, pero lo que dijo fue que la deuda la tenía que pagar la cooperativa”.

En cuanto Codegas se enteró de la determinación del Ministerio suspendió el suministro que había dado por dos meses y por una cuenta de 76 millones de pesos, que ya va ascendiendo a más de 200 millones, sumando los intereses de mora.

A parte de eso, en estos momentos las plantas fueron inutilizadas por el influjo del clima marino que impera en esa zona.
“Es por eso que queremos que el Distrito propicie una reunión en donde estemos los de la cooperativa y los representantes del Ministerio de Minas y

Energía, para ver de qué manera se podría saldar esa deuda; y, sobre todo, que el pueblo vuelva a tener energía permanente”, señaló Barrios.

Por su parte, la directora de la Unidad de Servicios Públicos del Distrito, Clara Calderón Muñoz,  invitó a las directivas de la cooperativa de Isla Fuerte a una reunión previa para concertar una posible entrevista con el Ministerio de Minas.