'Jalón de orejas' de Supersalud a las EPS

13 de septiembre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un ‘jalón de orejas’ dio el superintendente Nacional de Salud, Norman Julio Muñoz, a las EPS que operan en Cartagena y Bolívar.

“Aquellas que no estén en capacidad de cumplir con las obligaciones del aseguramiento, necesariamente tendrán que salir del departamento de Bolívar y del Distrito de Cartagena”, dijo ayer el funcionario durante una mesa de cobro en la Casa de la Moneda.

Representantes de las EPS, así como del Hospital Universitario del Caribe (HUC), Hospital Infantil Napoleón Franco Pareja - Casa del Niño y Clínica de Maternidad Rafael Calvo estuvieron presentes.

Muñoz precisó que estas tres últimas “son entidades que vienen teniendo dificultades financieras por no contratación, no pago oportuno del giro directo y no pago de las deudas de las EPS. Hoy hemos dado unos plazos perentorios a todas las que están acá y que no han venido cumpliendo con esos tres requisitos, para que se pongan al día con las obligaciones”.

Puntualizó que para formalizar contratos con las tres instituciones mencionadas “tienen dos semanas. La autorización del giro directo debe empezar a hacerse efectiva desde octubre y la segunda semana del mismo mes, la Superintendencia va a hacer una sesión de conciliación especial en Cartagena para determinar los valores reales de la cartera que tienen con estas tres instituciones y los mecanismos de pago que proponen”.

Advierte retiro forzoso
Muñoz advirtió que a aquellas EPS que no asistan a la jornada de conciliación de cartera se les abrirá un proceso de retiro forzoso. “El que no se presente con las autorizaciones y la capacidad de negociación, entenderemos que no quiere seguir operando en Cartagena y en Bolívar, y en virtud de ello decretaremos el retiro forzoso”.

Este retiro también podrá ser decretado con base en una evaluación solicitada por la Supersalud a la Secretaría de Salud de Bolívar y al Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis).

“Pedimos a los secretarios de salud que evalúen tres requisitos de aseguramiento y digan quienes los cumplen y quienes no. Con esa evaluación iniciamos un proceso de retiro forzoso”, afirmó el superintendente.

Los requisitos son: prácticas indebidas relacionadas con el flujo de recursos, demoras en los procesos de conciliación de cartera, glosas y devoluciones, y envío de pacientes a otras ciudades por la no contratación de red de servicios.

“En el caso de los niños con cáncer -recalcó Muñoz- sacarlos de Cartagena, así sea para Barranquilla, cuando aquí tienen red para atenderlos es paseo de la muerte. Estas tres conductas son causales para el retiro de la operación del territorio. La única razón para que se pueda trasladar a un usuario a otro sitio es que no haya camas o nivel de complejidad disponibles en la ciudad y en el departamento”.

“Las EPS tendrán el debido proceso -indicó-. Hoy quedan advertidas de estos tres temas, que van a ser los de la evaluación. A quienes no puedan cumplir con estos tres requisitos y con las instrucciones que se han dado hoy los invito a que presenten el retiro voluntario del aseguramiento en Cartagena”.

Gobernador, complacido
Ante el pronunciamiento del superintendente de Salud, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, manifestó que “estamos muy contentos porque se le ha dado un tate quieto a las EPS que de una manera desalmada huyen a sus compromisos y obligaciones”.

Turbay destacó que “la principal tarjeta roja en el departamento la tiene Ambuq, que abusa de los pacientes cartageneros y es ausente en el sur de Bolívar. Hoy también estamos defendiendo a los municipios, porque allá hay dificultades en los traslados y las EPS se burlan del servicio de las ESE”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS