Cartagena


Jóvenes que protagonizaron broma en redes se presentaron a la Policía

Estos eran buscados por la tipificación de delitos que afectan la libertad personal (constreñimiento ilegal, violación de habitación ajena) y la seguridad pública (pánico).

EL UNIVERSAL

28 de julio de 2020 06:15 PM

Luego de que la Policía Metropolitana de Cartagena emprendiera la búsqueda de los jóvenes que protagonizaron una broma disfrazados como personal de salud, estos se presentaron ante las autoridades. (Lea aquí: Por broma a una mujer, Policía señala a influencer cartagenero de varios delitos)

Los influencers que llegaron a una vivienda en El Pozón, acordonaron el lugar y alteraron a una mujer al decirle que tenía coronavirus, se entregaron en la Estación de Policía ubicada en el barrio El Pozón y se entregaron ya que eran buscados por la tipificación de delitos que afectan la libertad personal (constreñimiento ilegal, violación de habitación ajena) y la seguridad pública (pánico).

La Policía indicó que las cinco personas, entre los 20 y 27 años de edad, fueron capturados administrativamente y fueron trasladados hasta la Fiscalía General de la Nación.

Es de precisar que el influencer cartagenero Samuel Rojas, mejor conocido como Sammy El Heladero y quien publicó el video en sus redes sociales, aseguró que su intención nunca fue alterar a la comunidad, sino hacer un llamado a adoptar las medidas de bioseguridad ante la pandemia del COVID-19.

“La idea del video era dejar un mensaje a la comunidad de El Pozón que no estaba cumpliendo con el protocolo. Allá muchas personas andan en la calle y sin tapabocas por eso queríamos darles un susto. No pensé que reaccionarían así, que esto se saliera de control o que el video fuese interpretado de otra manera”, sostuvo el joven, quien agregó que desde hace dos años, fecha que empezó a crear contenido para redes sociales, busca dejar una enseñanza a su audiencia.

Sammy, quien detalló que el vestuario de personal de salud lo consiguió por Internet, pidió disculpas a la ciudadanía. “Yo no soy una mala persona, solo un muchacho que le surgió esta idea queriendo decirle a los habitantes de El Pozón que tomen el coronavirus con seriedad y respetan las medidas. Les pido mil disculpas si lo tomaron a mal o ofendí a alguien, esa no era mi intención”, dijo.