"La ciudadanía es irrespetuosa en la playa": Distriseguridad

30 de julio de 2015 11:30 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cuando faltaban pocos minutos para que concluyera el horario permitido para permanecer en las playas y mientras realizaba el llamado a los bañistas para que salieran del mar, un salvavidas fue agredido por un ciudadano que se rehusaba a acatar la orden.

El salvavidas, cumpliendo con su labor, insistió en el llamado y además quiso buscar apoyo en la Policía. En ese momento, el bañista sacó un arma blanca e intentó lesionarlo. Por fortuna, solo alcanzó a perforarle la chaqueta y de inmediato se dio a la huida.

Ese caso, ocurrido hace un par de meses en las playas de Marbella, es apenas uno de los múltiples que han reportado los integrantes del grupo de salvavidas de Cartagena a la cooperativa que los asocia y a Distriseguridad.

La constante intolerancia de los bañistas representada en hechos como los anteriores, así como repetitivos actos de irresponsabilidad e irrespeto a las autoridades, ha sido la causa de las seis muertes por ahogamiento en las playas de la ciudad, según asegura José Ricaurte, director de Distriseguridad. 

El funcionario pidió a la ciudadanía por el respeto de las normas en el sector de las playas para evitar emergencias y posteriores tragedias. “Nunca va a ser suficiente el número de salvavidas que se tengan con el comportamiento inadecuado que tiene la ciudadanía en la playa. No se le está prestando atención al salvavidas y al contrario hay agresividad hacia ellos, la gente está ingresando en horarios no permitidos y bajo los efectos del alcohol”, señaló el funcionario.

Conciencia ciudadana
Según Ricaurte, Cartagena pasó de tener 44 salvavidas el año pasado a 55 este año. Estos se distribuyen en todas las áreas de playa de la ciudad, en turnos entre las 7 de la mañana y 6 de la tarde, que es el horario permitido para el ingreso de bañistas al mar.

“Aumentar un poco el número de salvavidas es uno de los esfuerzos que hemos hecho para que los bañistas tengan mayor cobertura en seguridad. Para el lanzamiento de la temporada turística en la ciudad, a inicio de mes, entregamos una completa dotación de implementos para fortalecer al grupo de salvavidas. Sumado a eso, entre la Alcaldía, la Dimar y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo trabajamos en el plan de reglamentación de playas, que incluye un importante componente de señalización y equipamento. Entonces, no puede ser que pese a todos estos esfuerzos por mejorar la prestación del servicio en nuestras playas, la ciudadanía no colabore y sea imprudente o irrespetuosa”, afirmó Ricaurte.

Los reportes de los salvavidas señalan que la mayoría de las agresiones verbales y en algunos casos físicas en las playas, provienen de bañistas cartageneros que se resisten a abandonar el mar cuando termina el horario permitido.

Las más recientes muertes por ahogamiento en las playas fueron el domingo en Marbella y El Laguito. En el primer caso un joven, de 20 años, se ahogó tras ingresar con varias personas al mar pasadas las 6 de la tarde y estar cerca a los espolones, pese a que los salvavidas de la zona ya los habían sacado del mar por precaución. En el otro, la víctima fue una habitante de calle que ingresó al mar en estado de embriaguez.

“Antes que los salvavidas terminan su turno, ellos hacen los llamados y pitan para que la gente salga del mar. Cuando se van, la Policía hace rondas, pero es imposible controlar el ingreso de la gente. Toca ser responsable”, dijo Ricaurte, agregando que se prepara una campaña de sensibilización para lograr la colaboración de los bañistas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS