Cartagena


La Etcar otorga certificación a 364 aprendices en programas técnicos

Más de 1.000 hombres y mujeres fueron certificados en carpintería, electricidad, soldadura, albañilería, cocina, jardinería y pintura de construcción entre 2020 – 2023.

EL UNIVERSAL

20 de diciembre de 2023 04:45 PM

La Escuela Taller Cartagena de Indias, entidad encargada de la formación de jóvenes para el trabajo y en oficios tradicionales relacionados con la conservación del patrimonio, certificó a más de 350 jóvenes en sus ocho programas de formación técnico laboral.

En el curso de este año, hombres y mujeres entre los 18 y 28 años adquirieron conocimientos y conceptos técnicos sobre los oficios relacionados a la conservación del patrimonio material.

Durante una ceremonia realizada el 20 de diciembre en el Teatro Adolfo Mejía se entregaron las certificaciones a 364 jóvenes que cursaron su proceso formativo en Cartagena y Bocachica.

De esta forma, los aprendices de la Etcar finalizaron su etapa de formación teórica – práctica del programa 2023 que, además de los conocimientos en los oficios bajo la metodología ‘Aprender haciendo’, incluyó competencias transversales en emprendimiento, patrimonio, historia de Cartagena, desarrollo humano y cursos complementarios; dando así por cumplido su proceso formativo bajo la guía de los maestros y contramaestres.

Carpintería de Ribera en Bocachica

Además de los aprendices certificados en los siete programas de la Etcar, durante este año se retomó el taller de Carpintería de Ribera para jóvenes de la zona insular en la Isla de Tierrabomba.

El proceso de formación se llevó a cabo en el Fuerte de San Fernando en Bocachica donde se certificaron 20 hombres y 20 mujeres. Lea también: La Etcar continúa con el fortalecimiento de la Carpintería de Ribera

Este proceso de formación forma parte del Convenio Interadministrativo N° 4006 de 2023 celebrado entre el Ministerio de las Culturas, las Artes y los Saberes, y la Escuela Taller Cartagena de Indias.

El objetivo de este proceso de formación y trasformación para los jóvenes es la rehabilitación y conservación del patrimonio histórico, artístico, cultural y natural, así como la recuperación de entornos reales, urbanos, o del medio ambiente y la mejora de las condiciones de vida de las comunidades.

Sandra Vásquez Barrios, nueva egresada del taller de Carpintería de Ribera, contó que gracias a este programa pudo aprender y comprender lo que significa la Carpintería de ribera en su corregimiento. “Es un arte que viene de nuestros antepasados y que gracias a ello muchas familias han podido salir adelante. También es una oportunidad que podemos tomar para emprender a través de nuestras propias construcciones”, aseguró.

Sandra tiene 33 años y 7 hijos, toda su vida ha vivido en Bocachica. Se enteró del programa de carpintería gracias a sus vecinos y decidió ingresar luego de haber escuchado que muchos de sus vecinos han estudiado en la Etcar, y que este ha sido un impulso para ingresar al mundo laboral.

El sueño de Sandra es seguir estudiando y crear su propio emprendimiento junto con otros amigos para poder obtener un ingreso económico que le permita sostener a su familia y seguir trabajando en ese arte tradicional que es la carpintería de ribera. Le puede interesar: Escuela Taller inicia fase de fortalecimiento para maestros y psicosociales

Formación en escenarios reales

En su misión de proveer a los jóvenes una sólida formación teórica – práctica en oficios tradicionales y contemporáneos, los aprendices aplicaron sus conocimientos en los diferentes proyectos de mantenimiento y conservación del patrimonio material que de adelantaron durante el año como el Parque del Centenario, Torre del Reloj, Palacio de la Aduana, Casa Fátima, Castillo San Felipe, Las Bóvedas, Muelle de Los Pegasos, Plaza Fernández Madrid, Monumento a Los Alcatraces y principalmente en las instalaciones de la institución.

Arlis López Coabas se graduó este año del programa de Pintura de Construcción, tiene 26 años, vive en el barrio Villa Hermosa y tiene 3 hijos. Su mamá, Josefina Coabas, es egresada de Jardinería del año 2008. Arlis se enteró de la convocatoria a través de las redes sociales, y a pesar de no saber nada de pintura, decidió ingresar por sus hijos.

Al principio Arlis no estaba muy convencida porque pensaba que era un oficio para hombres, pero en la escuela, con el pasar del tiempo, se dio cuenta de que no importaba el género sino el esfuerzo y la responsabilidad para hacer las cosas.

“Gracias a la Escuela Taller por esta oportunidad de aprender un nuevo oficio, antes no sabía nada de pintura pero ahora me voy con bastante práctica ya que pudimos demostrar nuestras habilidades en muchos lugares del Centro. También le agradezco a la escuela por enseñarme sobre valores, comportamiento y un poco de la historia de esta ciudad”, dijo Arlis.

Por su parte, Rafael Cuesta Castro, director General (e) de la Etcar, concluyó: “Este año fue muy especial porque logramos cumplir la meta que se tenía propuesta en el plan de gobierno “Salvemos juntos a Cartagena”, certificando a más de 1.000 jóvenes cartageneros que buscan un futuro mejor. Nuestro objetivo es que tengan todos los conocimientos que los lleven a conseguir un empleo digno y a tener una mejor calidad de vida”.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS