La Heroica, un barrio cuyos problemas vienen de lo alto

20 de marzo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los habitantes del barrio La Heroica tienen tres preocupaciones: el posible derrumbamiento de un fragmento del cerro La Popa, las riñas pandilleras y las viviendas sin escrituras.

Este barrio, que ya tiene 49 años de existencia, es uno de los que conforman las vecindades apegadas a La Popa, pero al mismo tiempo cercanas al Centro Histórico.

Pertenece a la Localidad 1. Está clasificado como estrato 2. Cuenta con 150 predios y 750 habitantes. Y sus vecinos son: Daniel Lemaitre, Palestina, La Paz, Loma Fresca y Paraíso.

Reinaldo Martínez Pereira, el presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC), informa que el barrio cuenta solo con tres calles: La Colonial, que aún está sin pavimentar, aunque la comunidad lleva seis años haciendo diligencias ante la Secretaría de Infraestructura, “pero lo único que siempre nos dicen es que están actualizando presupuesto, pero nunca la arreglan”.

Las otras calles son La Conquista y La Primavera, que ya cuentan con pavimento.

Pero la más preocupante de las tres es La Colonial, no solo porque lleve tantos años destapada, sino porque en los patios de diez de sus casas se levanta una pared de tierra procedente de una de las ramificaciones de La Popa.

“Desde allá arriba --afirma-- no dejan de desprenderse deslizamientos de arena y piedra, una inquietud que ha sido expuesta ante el Distrito, y nos mandaron unos funcionarios que revisaron, pero hasta ahí. Nunca más han venido ni han dicho qué se debe hacer”.

A propósito de viviendas, revela que de los 150 predios que componen el barrio solo cuatro tienen escrituras. Los demás cuentan con minutas, debido a que el propietario del terreno fue vendiendo lotes, pero sin facilitar las diligencias para que cada nuevo propietario tuviera su documentación.

“Es decir --prosigue Martínez Pereira--, después de 49 años, el terreno sigue a nombre del que vendió los lotes y es a él a quien le llegan las facturas del Predial. El que no tengamos nuestras propias escrituras nos preocupa mucho, porque no se sabe qué se pueda presentar; y no hay cómo probar que tenemos propiedad sobre estos lotes”.

Dicen que hablaron con Corvivienda, pero allí les respondieron que no son los competentes para resolver el caso, puesto que La Heroica no nació como una invasión sino que el gran terreno fue divido para futuras viviendas, sin que se apartara un fragmento para construir parques, canchas deportivas y un puesto de salud.

En el único terreno donde no hay un inmueble familiar, funciona un plantel educativo de carácter privado.

Cuando los habitantes de La Heroica hablan de inseguridad no se están refiriendo, específicamente, a atracos, asaltos o fleteos, sino a riñas entre pandillas, que, según ellos, no pertenecen a ese barrio sino a los de las faldas de La Popa.

“La mayoría de esos pandilleros son menores de edad, y no sabemos por cuál razón escogen siempre nuestra vía principal (la carrera 20F) para sus enfrentamientos. Eso ocurre casi todas las tardes, como a las 6; y todo el mundo tiene que encerrarse para no recibir un pedrazo o una bala perdida”, relatan los afectados.

Desde las faldas de La Popa, en épocas de lluvias, también bajan corrientes que arrastran hilillos de una arena fina que se cuela entre los manjoles y desborda las redes del alcantarillado, las cuales, consideran los vecinos, ya están pidiendo ser reemplazadas por unas de más avanzada tecnología.

Entre La Heroica y Palestina media un terreno que está rodeado de un bordillo bien hecho, pero solo ha servido como cultivo de malezas, escombrera y basurero.

“Nosotros creemos --manifiesta la JAC de La Heroica-- que allí se podrían construir un CAI o un puesto de salud, pero no hemos logrado ponernos de acuerdo con los líderes de Palestina”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS