Cartagena


La polémica restauración del Cangrejo Azul de Crespo

La intervención está suspendida por un proceso jurídico de presunta de violación de derechos de autor, al no ser adjudicada al escultor original.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

20 de agosto de 2021 12:00 AM

Uno de los elementos más representativos de Crespo es el Cangrejo Azul, un símbolo icónico que da la bienvenida en una de las entradas del tradicional barrio. La escultura y el parque donde se encuentra fueron entregados en el 2015 en conmemoración por los 482 años de Cartagena.

La recuperación del parque El Cangrejo Azul costó $631.626.000 del presupuesto departamental, y se inauguró como un espacio lúdico y deportivo para la ciudadanía, con máquinas biosaludables y juegos infantiles que rodean a la escultura del crustáceo. El cangrejo de 2 metros fue elaborado por el escultor Francisco Mármol Beltrán.

Seis años después, el parque sufre de deterioro en múltiples partes, lo que motivó a la Junta de Acción Comunal de Crespo a iniciar una campaña de mantenimiento a las zonas verdes, acondicionamiento general y realización de campañas medioambientales. Asimismo, intervenir la escultura del Cangrejo Azul que necesita varias restauraciones.

La polémica surge en el momento en el que la Alcaldía Mayor, Aguas de Cartagena, Sociedad Aeroportuaria de la Costa S.A., y el Colectivo Traso, que apadrinan la intervención, no le encargan la restauración del Cangrejo Azul a Mármol Beltrán, violando, en palabras del artista plástico creador de la obra, su propiedad intelectual y derechos de autor.

En la Ley 23 de 1982, sobre derechos de autor, el artículo 12 del capítulo II indica que el autor de una obra protegida tendrá el derecho exclusivo de realizar o de autorizar uno o cualquiera de los actos siguientes: efectuar una traducción, una adaptación, un arreglo o cualquier otra transformación de la obra.

El escultor Francisco Mármol aduce que él debe ser la primera opción para realizar este proyecto, ya que es su competencia o la de la persona que él confiera. “Tiempo atrás con la Junta de Acción Comunal de Crespo se inició la campaña por la restauración del monumento del cangrejo y celebramos una reunión con autoridades en la que proporcioné maquetas para su difusión. Es por ello que me siento ignorado y mi obra está siendo intervenida por terceros”.

Luis Antonio González, edil de la Localidad 1 y líder vecinal de Crespo, señala que “la restauración del Cangrejo Azul se encuentra suspendida, mientras se soluciona el reclamo legal que comenzó el escultor con las instituciones. El contratista, por ende, se ha dedicado a la adecuación de otros espacios del parque”.

El equipo jurídico del escultor expresa que “buscan resolver lo jurídico sin controversia y en un clima de diálogo. Solo se está exigiendo el restablecimiento de los derechos laborales y artísticos de su apoderado ante la comunidad; además de ser un ejemplo a seguir por escultores jóvenes en materia jurídica”. Por su parte, los vecinos esperan que haya una pronta solución donde prime el bienestar del barrio.

¿Qué responden las entidades?

Las empresas que apadrinaron el parque señalan que el mantenimiento de la escultura no implica la transformación de la obra, por lo cual no resulta conculcado ningún derecho patrimonial que terceros tengan sobre la misma.

“La intervención se hace porque gran parte del mobiliario estaba en avanzado deterioro, entre ellos la escultura del Cangrejo Azul. Amparándose del Instructivo para el Mantenimiento de Esculturas en espacios públicos del Ministerio de Cultura se contactó a un restaurador con experiencia, sin renunciar a la posibilidad de preguntarle al artista creador sobre materiales, fabricación, técnicas y recomendaciones para su mantenimiento”, indicaron a través de un comunicado.

Por lo que el mantenimiento que se propone realizar a la escultura para mejorar su apariencia y alargar su disfrute, según Sacsa, Aguas de Cartagena y Traso, no debe realizarse necesaria y obligatoriamente con el artista que la creó, cuestión que además, “no viola de ninguna manera los derechos que corresponden a su autor, quien por su producción intelectual de carácter artístico goza de la prerrogativa inalienable a que le sea reconocido su derecho moral”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS