La séptima etapa de Nuevo Bosque y su auge comercial

08 de mayo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La séptima etapa es, tal vez, el sector más agitado del barrio Nuevo Bosque, debido a que está atravesada por una vía sumamente transitada, como lo es la Transversal 52.

Esta arteria vehicular no solamente es abundantemente transitada por varias líneas de buses urbanos, sino también por vehículos de todo tipo, especialmente los proveedores de los negocios que funcionan en ambas orillas.

Paulatinamente se convirtió en una especie de zona rosa donde funcionan papelerías, restaurantes, heladerías, abastos, peluquerías y estaderos, entre otros negocios, que mantienen la vía agitada, sobre todo los fines de semana.

El auge comercial de dicha zona ha traído consigo un incremento en las incursiones delincuenciales, traducidas en atracos y raponazos motorizados, cuyas principales víctimas son las mujeres, a quienes despojan de teléfonos celulares y bolsos.

El barrio Nuevo Bosque nació hace más de 30 años por obra y gracia del desaparecido Instituto de Crédito Territorial (ICT), que se encargó de poblar los terrenos que están a los pies de la Loma del Marión.

Es por eso que la séptima etapa luce un poco elevada y sin posibilidades de que pueda inundarse en épocas de invierno, debido a que las aguas pluviales se escurren rápidamente y desembocan en el cinturón de cunetas que bordean al Nuevo Bosque.

La séptima etapa está clasificada como estrato dos, tiene unas mil 300 viviendas debido al fenómeno de duplicación, que están sufriendo la mayoría de los barrios de la zona suroccidental de Cartagena. Pertenece a la Localidad 1 y en ella viven unas seis mil personas. Sus vecinos: sexta etapa, tercera etapa, Altos de San Isidro, El Bosquecito y San Isidro.

Óscar Martínez Montero, presidente (e) de la Junta de Acción Comunal, afirma que los actos delincuenciales suceden en las transversales 51 y 53, casi siempre entre las 6 y 7 de la mañana; y entre las 6 de la tarde y 7 de la noche.

“La Policía --prosigue-- nos colabora con la vigilancia en la medida de sus posibilidades, y también hay una brigada de jóvenes que vigilan en las noches, y a los cuales la gente les colabora con algún pago”.

Todas las calles vehiculares y los callejones peatonales están debidamente pavimentados, pero la preocupación de los líderes comunales radica en la situación de la transversal 52 (la del auge comercial), pues, debido al alto volumen diario de vehículos, algunas plaquetas están seriamente deterioradas.

Wenceslao Rodríguez Méndez, otro de los integrantes de la JAC, señala que, como problema agregado, esa vía es invadida diariamente por un ojo de agua que brota en la manzana 68, molestia que ya se ha reportado ante las autoridades encargadas, pero aún no se soluciona.

“El caso de esta vía --cuentan los líderes-- se puso en conocimiento de la Secretaría de Infraestructura del Distrito el año pasado. El despacho ordenó el estudio y aprobó la repavimentación por $448 millones, pero la obra no se llevó a cabo. Entrado 2019, volvimos a preguntar y nos dijeron que entre abril y mayo se iniciarían los trabajos, pues ya se tendrían los recursos para tal fin”.

Rafael Pimientel Rubio, otro miembro de la JAC, aprovechó para llamar la atención respecto a que la séptima etapa carece de espacios recreativos suficientes para el esparcimiento familiar y el aprovechamiento de los talentos deportivos.

“El único parque y la única cancha de microfútbol están en muy mal estado, anomalía que hemos comunicado al IDER, que siempre está prometiendo que nos hará una visita, pero nunca viene”.

De otra parte, los moradores aseguran que su sector es uno de los pocos privilegiados con el buen funcionamiento de los servicios públicos, aunque quisieran que el Distrito le aplique una reingeniería al tramo de cuneta que les corresponde, pues está lleno de maleza y sedimento, mientras que a otras secciones se les está despedazando el revestimiento en concreto.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS