La Sierrita pide ayuda contra la inseguridad

20 de febrero de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El buen clima del barrio La Sierrita se está enrareciendo con el crecimiento de la delincuencia y el consumo de estupefacientes.

La Sierrita está en una de las estribaciones de las colinas de la zona suroccidental de Cartagena, en donde comparte territorio con barrios como Ciudadela 2000, Nelson Mandela, Simón Bolívar y Villa Fanny.

Sus habitantes cuentan que hasta hace unos años era una zona tranquila, tal vez por su pequeñez, pero en los últimos años ha venido sufriendo los rigores de los atracos callejeros, el fleteo y los grupitos de jóvenes desorientados consumiendo drogas en las esquinas.

“Nos preocupa --dijo un morador-- el mal ejemplo que les están dando a los niños. Ahora se meten en una casa abandonada que queda en la vía principal, pero de todas formas es una molestia, porque igual los ven los niños que juegan en las calles, porque aquí no tenemos parques ni escenarios deportivos”.

Los afectados creen que el sistema de los cuadrantes policiales “ha servido en todas partes, menos aquí, porque cuando ocurre un atraco o están los viciosos fumando sus porquerías delante de todo el mundo, uno llama al tal cuadrante y los policías aparecen dos horas después, si es que les da la gana de venir”.

El barrio cuenta con solo dos calles. Y precisamente la calle principal es la que tiene descontentos a los residentes, ya que fue pavimentada solo hasta la mitad, cuando lo que se había anunciando en un principio era que el trazado empalmaría con las vías que conducen hacia Ciudadela 2000.

Ana Milena Vega, una de las integrantes de la Junta de Acción Comunal, relata que “cuando vimos que los ingenieros recogieron sus cosas y no volvieron, fuimos a la Secretaría de Infraestructura del Distrito y nos informaron que la calle aparecía totalmente pavimentada.

Cuando les contamos lo que en realidad estaba pasando, nos dijeron que averiguarían para saber qué sucedió, pero todavía estamos esperando la respuesta”.

Los patios de unas veinte casas de La Sierrita colindan con Ciudadela 2000, barrio que cuando fue construido los urbanizadores se comprometieron a levantar un muro de contención para que no se deslizaran los predios de La Sierrita.

“El muro nunca fue construido --dicen las amas de casa--, y ahora los de Ciudadela 2000 han seguido cavando para levantar más casas y tememos que con las próximas lluvias la erosión acabe con nuestras casas. Hemos recibido la visita de los funcionarios de Corvivienda, pero nada de soluciones”.

Iván Pérez, otro miembro de la JAC, comentó que las quejas también van en contra de Electricaribe y Aguas de Cartagena.

“La energía eléctrica es malísima. En cualquier momento nos la quitan y cuando uno pregunta por esas suspensiones, responden que hay muchas familias que no pagan, como si todos tuviéramos que pagar las fallas de otros”, afirman y prosiguen diciendo que “el servicio de agua también lo suspenden en cualquier momento y ni siquiera avisan”.

Desde el año pasado las amas de casa tienen que salir hacia la carrera 83, de Ciudadela 2000, porque los camiones del aseo decidieron no entrar más al barrio.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS