Cartagena


Lanchas con música afectan la tranquilidad en Manga

En el puente de Reyes las fiestas en embarcaciones aumentaron, y muchas de estas llevaban música a alto volumen. Vecinos de Manga piden acciones a las autoridades para controlar esto.

WENDY CHIMÁ P.

13 de enero de 2021 12:00 AM

Despertar y ver el azul del cielo combinado con el mar o admirar el atardecer cuando se torna naranja, son dos de las muchas cosas que los ciudadanos que residen frente a la bahía de Cartagena pueden disfrutar día a día. Son imágenes que dan tranquila y llenan de actitud positiva a cualquiera, pero esta belleza se puede ver empañada en ocasiones por algunas acciones que nativos y turistas hacen cuando están en sus lanchas o yates, ya que ponen música a alto volumen, afectando así la tranquilidad de los residentes de la zona, como lo denuncia la comunidad de Manga.

Residentes de la avenida Miramar, en el mencionado barrio, aseguran que estas fiestas en embarcaciones se han vuelto una constante en la bahía, sobre todo los fines de semana. Señalan que a veces no son fiestas, sino dueños o cuidadores botes los que ponen la música a altos decibeles mientras limpian la nave.

“En esta temporada turística esta problemática aumentó y aunque hemos visto cómo las autoridades han estado haciendo operativos para impedir esos ruidos en la bahía, es como si a los dueños de los yates o lanchas no les importara y siguen con el ruido exagerado”, dijo una residente de Manga.

Pese a que desde el 2014 en esta zona de la bahía existen unas balizas tipo “lápiz”, que tienen una señalización donde se indica que no se puede hacer ruido, muchos pilotos de estas lanchas hacen caso omiso a la advertencia, sin importar la hora del día.

“Esta es una problemática de vieja data en la avenida Miramar. Desde la Junta de Acción Comunal (JAC) hemos venido trabajando con la Capitanía de Puerto y Guardacostas para tratar de solucionar esto, pero el problema persiste e incluso desde las 5 de la mañana muchos ya tienen el alto volumen”, explicó Julio Romero Alandete, presidente de JAC de Manga.

Esta música a alto volumen afecta principalmente a los residentes de esta avenida, sobre todo a los que viven en los pisos más altos.

“La verdad es que este problema debería solucionarse rápido, pues nos afecta, pero bueno, sabemos que aunque es algo persistente, se incrementa mucho más en temporada turística”, comentó otro vecino.

Romero Alandete dijo: “Yo reconozco que la Capitanía de Puerto y Guardacostas han hecho en algunos casos unos esfuerzos para solucionar el problema, pero que no han sido suficientes y en ausencia de ellos se siguen presentando estas afectaciones sin que podamos tener un verdadero control a la situación”.

Esta problemática se replica en la bahía de Castillogrande, donde las lanchas que transportan a turistas y nativos ponen música a alto volumen, afectando a los residentes del barrio.

Otra de las situaciones que tiene preocupados a los habitantes de esta zona de la ciudad, es el embarcadero ilegal que está detrás del Hospital de Bocagrande, donde a la fecha no se ha concretado una solución.

Dimar

“Existe una circular de hace unos años que Dimar envió a todo el gremio marítimo de la ciudad, incluyendo marinas y clubes náuticos, donde se dice que está autorizado hasta 50 decibeles acorde a lo que indica el EPA. A su vez, la Autoridad Marítima ha adelantado reuniones con las demás entidades vinculadas al tema (EPA, Guardacostas y alcaldía local) en aras de que se materialicen o presenten los soportes necesarios para que desde la Capitanía se hagan las sanciones. Para saber si se excede o no el nivel de ruido permitido se requiere de unos equipos que tiene el EPA y en las últimas reuniones quedaron en entregarlos calibrados, pero hasta el momento estamos pendientes de ello”, explicaron desde la Dimar.

Añadieron que a diario realizan operativos.