Cartagena


“Las agresiones y amenazas contra el personal de la salud deben parar”

Además de librar una batalla día a día en contra del coronavirus, el personal médico debe enfrentarse a las miradas de rechazo, palabras soeces e incluso amenazas de muerte.

SOFÍA FLÓREZ

02 de junio de 2020 12:00 AM

Alonso Pomares lleva 16 años ejerciendo como médico y cada día de su vida ha agradecido a Dios por la oportunidad de hacer lo que le apasiona, “ayudar a los demás y salvar vidas”, lo que nunca se imaginó fue que en algún momento esa labor se convertiría en una amenaza para él, sus colegas, e incluso para su familia.

“Jamás me arrepentiré de haber elegido esta como mi carrera, mi mayor satisfacción es poder ver a mis pacientes sanos, recuperados, por eso aunque a veces ni nos pagan seguimos de pie, dando lo mejor de nosotros, pero le confieso que ha sido duro todo esto y tenemos miedo”, dice.

Hace unas pocas semanas, cuando comenzó la pandemia del coronavirus, en los balcones, dentro de las casas, con pancartas, vídeos y con frases de afecto era exaltada la labor de los médicos, enfermeros, auxiliares, fisioterapeutas y de todo el personal de la salud, a quienes bautizamos como los héroes, mérito que tienen más que merecidos al ser la primera línea de lucha en la pandemia.

Pero lo cierto es que detrás de esos pocos minutos de gloria, se cuece una realidad opuesta en donde usar bata blanca y un uniforme hospitalario es ahora el pasaporte al rechazo, calumnias y amenazas de muerte. (Lea aquí: Rechazan amenazas contra el personal médico de Cartagena)

Con dolor, este médico internista cuenta que ha tenido que aguantar diariamente insultos de pacientes y que hace unos días un colega fue amenazado con arma de fuego por el familiar de un enfermo que falleció. Pero no solo eso, desde que la enfermedad llegó a la ciudad han circulado audios en los que se especula de una supuesta red de médicos que reciben dinero por dejar morir pacientes, por lo cual interpuso una denuncia ante la Fiscalía.

“Hay audios que circular en Whatsapp diciendo que nosotros debemos matar al 30% de las personas en Cartagena, esto ha llevado las cosas a otros extremos y por eso decidimos hacer las denuncias, porque ya esto se está saliendo de las manos. En nombre de todo mis colegas les digo a los cartageneros y al mundo entero, nosotros como médicos pensamos es en el bienestar de los pacientes, por eso no hay dinero en el mundo que cubra la satisfacción de un “gracias doctor”, ese es el mejor pago, pero lastimosamente aquí estamos llevando la peor parte, porque tras de que nos exponemos todos los días, resulta que ahora debemos andar con miedo de que nos hagan algo en la calle”.

Amenazas directas

Pero estos no son los únicos casos que se han registrado en la ciudad, a principios de mayo una enfermera fue agredida con un liquido por un taxista mientras esta se dirigía a su lugar de trabajo. Rubén Sabogal, presidente de la Mesa por la Salud de Bolívar y Cartagena, asegura que “han habido amenazas directas, en la clínica Madre Bernarda en donde un colega fue acusado por la familia de un paciente de pertenecer a un cartel del COVID-19. Han habido actos de discriminación infundados o no contra el personal, especialmente de enfermería e igualmente algunos colegas han sido víctimas de maltrato en las viviendas o lugares de residencia, no solo aquí sino también a nivel nacional”.

Ante ello, Sabogal rechazó las acusaciones e intimidaciones y sostuvo que el personal de la salud siempre ha estado presto a ofrecer una buena atención. “Pese a la poca destinación de recursos por parte del Estado, carencias de elementos de protección personal y pocas garantías en materia laboral, el gremio de la salud ha estado presto a ofrecer el mejor servicio posible, dicho rumor es totalmente falso y carece de soporte probatorio”, sostuvo.

Por esto, pidió a los entes gubernamentales, organismos de control y autoridades policiales medidas que garanticen la integridad del personal asistencial vinculado al sistema de salud de Bolívar y Cartagena.

Piden investigar

El médico destacó que también muchas de las agresiones al personal se deben a las deficiencias que hay en los niveles de atención del Distrito y el Departamento, lo cual no es responsabilidad del personal, por tanto solicitó al Gobierno investigar.

“Si alguien sabe sobre un supuesto cartel, que denuncie, pero que no se escuden en las redes sociales y no nos expongan sin misericordia a agresiones sin nosotros conocer qué está pasando, los gobiernos tienen que abrir una investigación formal y esclarecer esa situación. Además sabemos que hay debilidades en las respuestas sanitarias, porque en la ciudad y el departamento no hay hospitales adecuados y el personal de salud es el que recibe la agresión como si fuésemos responsables directos, cuando no es así, porque ni siquiera tenemos elementos de protección, no nos pagan los salarios como debe ser y no hay insumos de trabajo”, dijo Sabogal.

Carmen de Caro, personera Distrital, solicitó a las autoridades que se inicien las investigaciones y se preste la seguridad correspondiente a los galenos.

“Suficiente tenemos con el COVID para que como seres humanos ahora nos coloquemos los unos en contra de los otros. Todos debemos trabajar mancomunadamente para salir lo más pronto posible de esta crisis”, enfatizó la personera. Agregó que es injusto que los médicos, quienes son parte de la primera línea de atención del COVID-19, ahora tengan que ser víctimas de la intolerancia de algunas personas. “Si todos cumplimos con nuestra labor, ya sea desde el sector salud o como ciudadano responsables guardando la distancias, protegiéndonos con las mascarillas, saliendo solo a lo estrictamente necesario, si las EPS aíslan en moteles y hoteles a los contagiados y cubren el cerco epidemiológico, pronto le ganaremos la batalla al coronavirus”, dijo De Caro.

Por su parte, el alcalde William Dau rechazó las amenazas que le hacen a los profesionales de la salud por las redes sociales y que cuestionan sus procedimientos. “Mañana puede ser tu papá, tu hijo, tu hermano, el que se enferma, y quién lo atiende: el personal médico. Critiquen a los que no cumplen sus funciones, porque el personal médico, pese a que se demoraron en entregarles los elementos de protección para ellos atender a los pacientes sin correr riesgo, han venido cumpliendo su trabajo”, dijo.