Cartagena


“Las fortificaciones son importantes para la reactivación económica”: Etcar

Luego de seis meses, el Castillo San Felipe volvió a abrir sus puertas al turismo. La compra de boletas solo será en línea y por ahora no se contemplan las jornadas gratuitas a final de mes.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

03 de octubre de 2020 12:00 AM

En enero, en plena temporada alta, el Castillo San Felipe de Barajas recibió unos 80 mil visitantes, una cifra que permitía proyectar un año próspero para uno de los principales atractivos turísticos de Cartagena. Sin embargo, el coronavirus llegó sin aviso y las cifras comenzaron a descender. Primero, con las restricciones internacionales que mermaron los viajes de los extranjeros, y segundo con la cuarentena a nivel local y nacional que cerró finalmente la fortificación a mediados de marzo, cuando ni siquiera había llegado a las 30 mil visitas.

Pero ahora, luego de seis meses no solo de espera sino también de mucha preparación, el Castillo San Felipe volvió a abrir sus puertas al público para poner su grano de arena en la reactivación de la economía, la cual se sustenta principalmente en el turismo. (Lea: ¡El Castillo de San Felipe ya está abierto)

Franchesca Llanos, directora de la Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar), dependencia encargada de la administración de las fortificaciones, explicó que fue todo un proceso de adaptación el que tuvo que pasar el Castillo para poder reabrir con todas las medidas de bioseguridad.

“Nos tocó cambiar toda la operación. Anteriormente tú llegabas al Castillo a cualquier hora y en cualquier momento se podía ingresar, había una sugerencia de recorrido a través de un mapa que se le suministraba al visitante pero la persona tenía la libertad de ubicarse y recorrerlo a su gusto. Con esta nueva realidad tenemos que controlar el aforo para garantizar el distanciamiento y evitar la propagación del virus, ya que el Castillo es un espacio bastante grande al que normalmente asisten muchas personas”, explicó.

Por ello, ahora la adquisición de boletas será de manera virtual, a través de la página www.fortificacionescartagena.gov.co, donde la persona podrá elegir el día y hora de su visita al Castillo, posteriormente le llegará un código QR a su correo electrónico, el cual deberá presentar a la entrada para validar su ingreso.

“Ya no se entregarán boletas en físico, la entrada al Castillo San Felipe será desde el aplicativo. Tendremos recorridos que saldrán cada 15 minutos, con tres grupos de 10 personas máximo, es decir, habrá 30 personas cada hora. El recorrido consta de ocho estaciones que van a estar dotadas de gel antibacterial, puntos de desinfección, canecas para residuos y piezas gráficas de bioseguridad”, dijo la directora. El horario será de 8 de la mañana a 6 de la tarde y los recorridos tienen una duración de 45 minutos.

De la misma manera, se avanzó en la desinfección de los túneles de la fortificación, teniendo en cuenta que son los atractivos principales del Castillo y muchas personas quieren entrar al tiempo. “Queremos que la gente pueda disfrutar de los túneles de manera que un grupo no se cruce con otro ni se mezcle para garantizar el control de aforo”, expresó Llanos.

Este medio también conoció que, hasta el momento, la jornada que se hacía de entrada gratuita para ciudadanos colombianos el último domingo de cada mes, no se hará más, por lo menos en lo que resta del año.

El resto de fortificaciones

En lo que concierne al resto de las fortificaciones, la directora explicó que también se ha venido trabajando, y que paulatinamente algunos baluartes y locales de Las Bóvedas se han reactivado.

“Se les ha asesorado y se les ha acompañado en la estructura de sus protocolos, se les ha revisado y hemos estado muy atentos para que puedan obtener la certificación de la Alcaldía y puedan abrir. Son alrededor de cinco o seis bóvedas las que ya están abiertas y con sus protocolos, otras están en mantenimiento. Con los baluartes igual, unos ya están prestando servicio al público y otros están en fase de alistamiento”, indicó.

La funcionaria resaltó que la reactivación de las fortificaciones es el producto de un trabajo articulado con todo el personal y de la revisión de la normatividad para cumplir con los lineamientos dictados por el Ministerio de Salud.

“Por el lado de las fortificaciones, se elaboró un plan que fue aprobado por el Comité Directivo y en ese plan de acción, pese a que hubo un reajuste por la pandemia y principalmente por el cierre del Castillo San Felipe, que es el que aporta la mayoría de los ingresos y el que subsidia el mantenimiento de las demás fortificaciones, se logró realizar el mantenimiento necesario para reactivar”, dijo Llanos.

“Presupuestalmente pudimos continuar con la labor y contar con los recursos, se dieron los procesos de selección para adquirir los elementos que necesitábamos y cumplir los protocolos, y trabajamos con el equipo encargado del mantenimiento de las fortificaciones. Ahora el resto es poder garantizar y ser parte importante de esta reactivación económica de la ciudad”, puntualizó.

El área de formación

Respecto al área de formación de jóvenes en oficios tradicionales, que también hace parte de la misión de la Escuela Taller Cartagena de Indias, se prevé que la próxima semana los estudiantes regresen para realizar sus prácticas con control de horario y por turnos, para poder reactivar esta franja importante de la entidad.

“Ellos estaban recibiendo clases virtuales, pero nos estuvimos preparando para su regreso y ahora estamos listos para la próxima semana. Solo esperamos una visita de la Secretaría de Educación para el cumplimiento de los requisitos”, detalló Llanos.

La nueva directora

Cabe recordar que la Escuela Taller Cartagena de Indias cambió de mando hace poco con la salida de su exdirectora, Alexa Cuesta. Ahora quien está al frente de la entidad es Franchesca Llanos, encargada por el alcalde desde el pasado 16 de septiembre.

“Apenas estoy en el proceso de empalme de entrega del cargo, aún no he recibido el informe de la directora anterior, ella está dentro del término legal que establece la ley, así que estoy esperando para hacer la revisión de lo que se ha trabajado para seguir sacando adelante todos los proyectos”, dijo Llanos.

La nueva directora ha estado vinculada a la Escuela Taller desde 2016, primero como asesora financiera del proyecto de fortificaciones y luego como directora administrativa y financiera de este mismo proyecto, cargo en el que se estuvo desempeñando hasta que asumió el encargo hace dos semanas.