Cartagena


Las fuerzas se le acaban a Ezequiel, habitante de Villa Corelca

Aunque la EPS le resolvió el trámite de citas médicas, este señor de la tercera edad necesita ayuda para subsistir.

VALERIA VIAÑA PADILLA-EL UNIVERSAL

09 de marzo de 2021 01:46 PM

En condiciones deplorables y poco sanitarias, vive un señor de la tercera edad llamado Ezequiel Inestroza Rentería. Su humilde vivienda se ubica en Villa Corelca, donde algunos vecinos lo ayudan con lo que esté a su alcance. Pero lo que más preocupa es su salud, que en los últimos días se ha agravado tras sufrir un accidente.

El señor Ezequiel vive solo y, según contaron sus vecinos, ha sido olvidado por su familia.

Residentes en Villa Corelca indicaron que la EPS Coosalud se había demorado en asignarle citas médicas para sus padecimientos, algo que, por fortuna, fue resuelto al cierre de esta edición.

A sus 76 años, es evidente que la delgadez de Ezequiel se debe a un desequilibrio alimenticio, que le ocasionó cierto grado de desnutrición. Sin embargo, su vecino Alexis Montt comentó que el señor a veces prefiere no comer nada para no recurrir a un proceso doloroso y desgastante que - debido a una colostomía - lo obliga a hacer sus deposiciones por una parte de su abdomen.

Pero ¿qué fue lo que le pasó a don Ezequiel? Un día, caminando por el sector, alguien lo tropezó y lo hizo caer sobre las calles polvorientas. Por su extrema fragilidad el señor sufrió fracturas en su costilla izquierda y otros órganos se le afectaron. Un intestino se le perforó y se le desgarró casi hasta el recto.

“Como no le funciona el recto, para poder defecar tiene un orificio en su estómago, y deben colocarle bolsas donde cae el drenaje. Muchas veces esas bolsas que él consigue son reciclabes y pueden ocasionarle una infección en esa herida abierta”, dijo un vecino consultado.

Las fuerzas se le acaban a Ezequiel, habitante de Villa Corelca

Nadie ve por él

Al principio el señor estaba al cuidado de una sobrina, pero se conoció que la mujer no pudo seguir atendiéndolo por sus condiciones precarias y su lejanía, pues ella vive en Colombiatón.

“Los documentos médicos del señor estaban asegurados con su sobrina, pero después que ella dijo no poder encargarse de él, se los entregó a una vecina que se comprometió a ayudarlo, pero para ella también ha sido difícil”, precisó el vecino consultado.

Cabe anotar que Inestroza Rentería se ha valido por sí mismo durante los últimos años para sobrevivir. Pero ya no le quedan fuerzas para trabajar como antes. El hombre fabricó escobas y canastos para comerciarlos. Su casa de tabla es pequeña, ahí se concentra mucho el calor y duerme en una colchoneta de esponja sin forro.

Quienes quieran ayudar a este habitante llamen al número celular de su vecino Alexis: 304 6430550.

Coosalud resolvió

Este medio se contactó con Coosalud, y respondieron que el señor Ezequiel no aparecía en el sistema de información debido a que viene de otra EPS y por eso se encontraba con las órdenes médicas vencidas desde el 2019, que son las que le permiten asistir al especialista. Sin embargo, la entidad asumió el tramite y le renovaron la documentación. Así que tendrá cita en el hospital de Bocagrande este 18 de marzo a las 11 de la mañana. Por la pandemia no se realizaban cirugías. Ahora sí.