“Las puertas no abren”: la realidad de los usuarios de Transcaribe en la troncal

15 de julio de 2017 09:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

14 de julio. 8:33 de la mañana. Estación República del Líbano. Un hombre mayor en silla de ruedas intenta bajar del articulado de Transcaribe para quedarse en su parada, pero al salir se encuentra con que la puerta tiene un letrero, “no abre”. Se queda en el borde de la estructura mientras mira a su alrededor pidiendo ayuda.

El vehículo no puede avanzar mientras el usuario esté en esa zona. Vigilantes, policías y trabajadoras del sistema no saben qué hacer, intentan abrir las puertas pero la estrategia no da resultado.

La primera opción es que el señor se pase a la próxima estación y se devuelva en otro articulado, pero la mayoría de los pasajeros prefiere esperar para que el hombre se baje “en la estación que necesita, eso es lo justo”.

La situación es lamentable. “Que se suba al articulado y que el bus dé reversa”, fue la segunda opción y la que se puso en marcha. Sin embargo, al llegar a la segunda puerta sucedía lo mismo, “no abre”. La operación debió repetirse hasta llegar a la primera puerta, la única en sentido Cuatro Vientos - María Auxiliadora, que por lo menos permanece abierta.

El Universal ha publicado en varias ocasiones un reporte del estado de las estaciones, desde antes de que se iniciara la etapa pedagógica en noviembre del 2015, hasta hace un par de meses, cuando el Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) cumplió un año de operación comercial. La conclusión es siempre la misma: urge inversión en las estaciones para la optimización del servicio.

En conversación con este medio, el gerente de Transcaribe, Humberto Ripoll, aseguró que sí están haciendo “la tarea”. En septiembre el ente gestor presentó a Planeación un presupuesto por $17 mil millones, estaba incluida la vigilancia, aseo, reparaciones y obras en estaciones del sistema, entre otros.

La respuesta fue que solo estaban disponibles $5.300 millones. “Ahí  hay que priorizar, en vigilancia son cerca de  $2.500 millones, servicios públicos, el personal en las estaciones, y para eso se destinó el presupuesto”, explicó .

Para arreglar puertas y el aseo de las estaciones, Transcaribe espera la incorporación de $3.300 millones. “Esperamos que la próxima semana el dinero esté en la fiducia, la Junta Directiva tendría que votar (todos están de acuerdo en votar positivo) y luego avanzamos en la contratación”, indicó Ripoll.
Aunque normalmente el proceso de contratación dura entre tres y cuatro meses, en el caso de las puertas demorará un mes.

“Las puertas son proveedor único, es decir no se debe hacer contratación pública sino directa. Con todos los papeles en orden, se demora un mes la adjudicación del contrato”, aseguró el gerente de Transcaribe. 

[bitsontherun cyrOdpo9]

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS