Cartagena


Piden a la Procuraduría revisar situación de Caja de Previsión de la Udec

A través de las vías legales, un grupo de pensionados y prepensionados viene luchando para lograr que les cumplan con pagos atrasados.

REDACCIÓN CARTAGENA

17 de marzo de 2023 10:50 AM

A través de las vías legales, un grupo de pensionados y prepensionados de la Caja de Previsión Social de la Universidad de Cartagena viene luchando para lograr que les cumplan con pagos atrasados, entre otros requerimientos. Lea: La queja de empleados de la Caja de Previsión de la Universidad de Cartagena

Los afectados le enviaron un oficio al procurador regional de Bolívar, en el que aseguran que desde el 2016 la Caja de Previsión no habría reportado el Ingreso Base de Cotización (IBC) a fondos de pensión a algunos empleados. Dicen que entre febrero del 2015 y el 2017 se habrían reportado ingresos inferiores al salario real devengado con disminuciones hasta por debajo del 50% del salario real. También le puede interesar: ¿Por qué cerraron temporalmente la IPS Caja de Previsión Social de la Universidad de Cartagena?

“Tradicionalmente, el salario se paga en dos quincenas. Desde diciembre del 2000 la entidad retrasa pagos, traducido esto en represamiento de quincenas. Última quincena pagada: segunda quincena de julio de 2022, es decir, adeudan siete meses a la fecha”, se lee en la carta enviada al Ministerio Público.

De acuerdo con los denunciantes, la entidad les adeuda primas, intereses de cesantías y cesantías de 2022.

También se estarían presentando retrasos en bonificaciones, represamiento de vacaciones y saldos en dineros pendientes por vacaciones disfrutadas. “Desde el 2017 la entidad no realiza pagos de ARL ni hace aportes parafiscales. Los empleados no están afiliados a cajas de compensación”, indicaron.

Y denunciaron: “Desde la Junta Directiva se promovieron modificaciones a estatutos que permitieran perpetuidad de miembros y reelecciones. En el 2017, la Junta Directiva, sin el concurso previo, designó como gerente a Eduardo Sayas Contreras (asesor jurídico de las tres administraciones previas). Este ha sido ratificado por dos periodos adicionales. Parte de los miembros de esa junta permanece desde el 2012, algunos como los representantes de la Asociación de Pensionados se rotan el cargo de presidencia y vicepresidencia”.

Desafiliación de usuarios

Los pensionados y prepensionados aseguraron que desde el año 2017 a la fecha, el 84% de los usuarios se ha desafiliado, en razón del retraso en la oportunidad de atenciones en salud como consultas especializadas, procedimientos, cirugías, estudios y entrega de medicamentos requeridos hasta con 24 meses de espera.

“Hoy la entidad cuenta con 350 afiliados, el 90% son adultos mayores de 60 años con enfermedades crónicas que ameritan control estricto. La insatisfacción de usuarios es general, manifestado como principal motivo de quejas, múltiples procesos judiciales como derechos de petición, tutelas y sanciones por desacato”, señalan.

Red de prestadores

Indicaron que la mayoría de prestadores de la ciudad suspendieron prestación de servicios a la entidad ante las supuestas deudas acumuladas, sin pago o acuerdos de pago desde el 2014.

Señalan que desde el 2021 hay un único proveedor (Hospital Universitario) que sólo brinda servicios de urgencias y hospitalizaciones derivadas de este servicio.

“La cartera descrita por gerente en sus informes, supera los $25 mil millones sin que se muestren intenciones de mejora. El gerente reporta más de 60 procesos jurídicos interpuestos por la mora de pagos a IPS, prestadores independientes, y de empleados activos o despedidos sin resolver sus prestaciones sociales o la mora en pensión”, se lee en el documento.

Procesos asistenciales

“A diciembre de 2022, los 3 médicos realizaron 960 consultas/año. En promedio 80 consultas por mes y 26 consultas por médico, lo que refleja la baja utilización de los servicios. Ese mismo mes sólo el 17% de la población afiliada utiliza los servicios, las causas de la no utilización son: no hay garantía de atención, muchos tienen póliza propagada, entre otras”, informaron.

Y continuaron: “La entidad desde 2018, no cuenta con jefe administrativo, ni jefe de planeación. Todos los procesos están centralizados desde gerencia. Los empleados, reiteradas veces desde 2017, ofician a gerentes y junta directiva para solucionar problemática, pero no fueron atendidas sus solicitudes”.

Piden a la Procuraduría revisar situación de Caja de Previsión de la Udec

La sede

Dicen que actualmente la sede continúa cerrada y que les toca trabajar desde casa sin herramientas como computadores, línea móvil, formatos de registro y control y sin acceso a historia clínica para seguimiento y control. Los empleados también están preocupados por la prórroga de la reunión de la Junta Directiva.

El Universal intentó conocer la versión de los representantes de la Caja de Previsión, pero no fue posible.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS