Las restricciones de Minsalud para hacerse una segunda prueba de COVID-19

15 de julio de 2020 12:00 AM
Las restricciones de Minsalud para hacerse una segunda prueba de COVID-19
Las personas hospitalizadas y el personal de la salud tienen prioridad para realizarse las pruebas. //Luis Eduardo Herrán - El Universal.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En un inicio, cuando apenas se estaba propagando el coronavirus en el país, cualquier persona diagnosticada positiva podía realizarse una segunda prueba de COVID-19 tras haber cumplido con los 14 días de aislamiento, con el fin de cerciorarse de que el virus había abandonado su cuerpo, o bien, persistía en él, a pesar de sentirse mejor.

Esto cambió la semana pasada con la publicación del nuevo lineamiento del Ministerio de Salud y Protección Social sobre el uso de las pruebas, el cual impuso restricciones para la práctica de una segunda prueba de COVID-19.

De esta manera solo podrán acceder a una nueva prueba diagnóstico los trabajadores de salud, constantemente expuestos al virus, y las personas en estado de hospitalización. Para el resto, personas sintomáticas o asintomáticas que reciban tratamiento ambulatorio en casa, la práctica de una segunda prueba depende del criterio del médico tratante.

Lo que recomienda el Ministerio es practicarla a aquellas personas en riesgo o con comorbilidades especiales como diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, enfermedad cerebrovascular, enfermedad respiratoria crónica, VIH, cáncer, enfermedades autoinmunes, insuficiencia renal, obesidad, desnutrición, personas con uso prolongado de esteroides o tabaquismo que además, persistan con sintomatología de COVID-19.

La decisión ha sido respaldada por varios médicos bajo el argumento de preservar los reactivos disponibles a quienes más lo necesiten por estar expuestos al virus, como lo es la población indicada por el Ministerio para practicarse la segunda prueba.

¿Es necesaria?

El Universal consultó a varios especialistas sobre la decisión de los nuevos lineamientos, los cuales expresaron estar de acuerdo.

“Una segunda prueba tendría validez para el personal sanitario u otras personas que tienen un alto nivel de exposición, porque el contagioso asintomático no sabe si se ha vuelto a infectar. Pero en cuanto a pacientes que se están recuperando, después de los 14 días no se va a cambiar el curso de la enfermedad, por lo que una segunda muestra ya no es válida”, dijo Rubén Sabogal, presidente de la Mesa por la Salud de Cartagena y Bolívar.

Carmelo Dueñas, neumólogo, por su parte, expresó su respaldo a la medida teniendo en cuenta también que las pruebas se están practicando mucho tiempo después de la aparición de los síntomas, y que además tiene un margen de falso negativo alto.

“El problema es que las pruebas están teniendo una inoportunidad demasiado grande. No se justifican tantas pruebas si se viene a ver el resultado a la semana o a los diez días que es lo que está pasando. De poco sirve ese resultado una semana después”, expresó.

El médico dijo que de no aparecer otra prueba diagnóstica más exacta, la prueba RT-PCR cada vez va a ser menos útil tanto para definir que una persona se curó o para decir que aún tiene capacidad de contagiar a otros.

“La prueba sirve para confirmar el diagnóstico, y en la medida en que haya más casos la prueba va a tener menos utilidad porque el diagnóstico va a ser más clínico”, puntualizó.

¿Quiénes deben practicarse la prueba diagnóstico?

El Ministerio de Salud establece los siguientes casos para practicarse la primera prueba, la segunda dependerá del estado del paciente:

- Persona con probable COVID-19 atendida en el servicio de urgencias.

Persona con probable COVID-19 que se encuentre hospitalizada.

Persona que fallece por probable COVID-19, en las primeras 6 horas post mortem.

Persona atendida en ámbito domiciliario o ambulatorio que presente factores de riesgo como ser trabajador de la salud y haber contacto con un caso probable o confirmado de COVID-19; persona

adulta mayor de 70 años o persona de cualquier edad con comorbilidades como diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, enfermedad cerebrovascular, enfermedad respiratoria crónica, VIH u otra inmunodeficiencia, cáncer, enfermedades autoinmunes, uso prolongado de esteroides, insuficiencia renal, obesidad, desnutrición o tabaquismo y que además presente sintomatología de COVID-19.

Persona asintomática con o sin factores de riesgo contacto estrecho de un caso confirmado con COVID-19.

Contacto estrecho de persona fallecida por COVID-19 confirmado.

Otras personas que a criterio médico o epidemiológico deberían hacerse la prueba.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS