Cartagena


Le impiden estudiar

ESTEFANY GOMEZ SOLÓRZANO

09 de abril de 2013 12:01 AM

Un niño de 11 años no puede estudiar porque el colegio donde el año pasado hizo quinto de primaria no lo desactiva de su sistema. Sus padres trataron de matricularlo este año en otra institución, pero se sorprendieron al ver que su hijo continúa matriculado en el colegio anterior.
Jorge Ernesto Rodríguez, padre del menor, dice que el problema se debe a la mora en el pago al colegio donde estudiaba su hijo, el Salesiano San Pedro Claver, al que le debe alrededor de 5 meses del año 2008 y otros del 2009.
El papá del menor posteriormente pagó los años 2010, 2011 y 2012, pero a mediados del 2011 fue operado y se le extrajo medio tumor del cerebro, por lo que el rector de aquel entonces le dijo que no se preocupara por el pago y que lo hiciera como pudiera, inclusive le dio descuentos.
Con la nueva administración del rector Felipe Zapata Jaramillo, se le impidió al niño seguir estudiando hasta no ponerse a paz y salvo. Según el padre del menor, el colegio pidió 8 millones de pesos.
Rodríguez y su esposa, Nasha Fram Ruiz, instauraron una tutela al ver que el colegio no los atendía “como debía ser” y mostraron un documento en el que señalan que solo deben 1 millón 700 mil pesos.
Fallo de tutela
En vista de la poca atención al caso y porque el colegio decía que no podía matricular al niño por mora en años que, según la madre del menor, no correspondían a la deuda real (años 2008 y 2009), la familia instauró la tutela en el Juzgado Doce Civil Municipal, que falló en contra del estudiante y sus padres.
Los padres apelaron y la tutela pasó a otro Juzgado que declaró la nulidad a la decisión de primera instancia y pidió el acompañamiento del Instituto de Bienestar Familiar (ICBF).
La impugnación regresó entonces al Juzgado Doce y luego de una investigación un nuevo fallo tuteló el derecho del niño a la educación.
En el fallo además se dejó claro que los padres deben llegar a un acuerdo de pago, pero dependiendo de su situación económica. Además el colegio debía matricular al niño y nivelarlo por el tiempo perdido.
Después del fallo el colegio bajó la deuda a 4 millones: la mora más intereses, y al decir los afectados la forma de pago que harían (unos 100 mil pesos más la mensualidad del niño si continua estudiando en el colegio, en total 400 mil aproximadamente), el abogado del colegio se negó.
“Ellos se rieron y dijeron que debíamos pagar todo y si no lo hacíamos no matriculaban a mi hijo”, afirmó Rodríguez.
Así se instauró el incidente de desacato, puesto que el acuerdo de pago no se ha cumplido.
“Solo se le ha prestado atención a la parte financiera y no se han preocupado por la vulneración de los derechos del niño”, dijo Nashja Fram, madre del estudiante.
Según la madre, el rector dio como respuesta al desacato que ya rebajó un 20% así como un año que supuestamente los padres debían, por lo que había cumplido con el acuerdo.
“Hay un clientelismo enorme en el caso, y una demora en los tiempos. Desde el desacato nadie ha llamado a decirme que mi hijo puede matricularse, la institución educativa no hace caso de esto y no se han tomado acciones para que se cumpla el fallo de tutela”, expresó el padre del niño.
Estudiante sobresaliente
El menor, de 11 años, debería estar cursando este año sexto de bachillerato y continuar explotando sus habilidades mentales y artísticas, ya que toca guitarra (tiene varios videos en la Internet), pinta y ha ganado olimpiadas de matemáticas, entre otras actividades.
No hubo respuesta
El Universal se comunicó con las directivas del colegio mencionado para conocer su versión, pero dijeron que el único que podía dar declaraciones era el rector de la institución, quien estaba por fuera de la ciudad

  NOTICIAS RECOMENDADAS