Cartagena


Reversión de alumbrado público sí se inició: Alcaldía

Después de conocer la versión del apoderado especial y abogado de la concesión de alumbrado público, la Alcaldía cuenta cómo va el proceso de esta reversión.

WENDY CHIMÁ P.

01 de diciembre de 2020 12:00 AM

Mucho se ha hablado sobre el alumbrado público y la semaforización de la ciudad. Este contrato, firmado en 1998 entre el Distrito de Cartagena y las firmas Ecosodio y Electroconstrucciones LTDA., hoy llamado Consorcio Iluminemos, según se ha dicho debería estar en proceso de liquidación, pero a la fecha de parte del consorcio dicen que “la interventoría ha manifestado que el contratista ha cumplido con las obligaciones del objeto contractual a lo largo de toda la ejecución y nunca ha tenido ni siquiera un inicio de un proceso de incumplimiento o sancionatorio; no ha sido controvertido jamás por organismos de control, es un contrato que nunca ha tenido ese nivel de cuestionamiento, lo cual habla de una buena gestión. Se cumplió desde el punto de vista financiero, técnico y jurídico con las obligaciones de modernización”.

Lea aquí: “Hemos cumplido a cabalidad el contrato”: concesión de alumbrado público

Por su parte, desde la Alcaldía de Cartagena señalan que ya está avanzando en el proceso de liquidación de contrato con esta concesión.

Prórroga vence en enero

La Alcaldía de Cartagena señala que desde agosto iniciaron con la reversión de los bienes que “se modernizaron, administraron, operaron, mantuvieron y expandieron durante la vigencia de la concesión. La segunda prórroga vence el próximo 4 de enero”.

El Distrito asegura que en agosto le pidieron al concesionario el cronograma de la reversión, pero solo obtuvieron respuesta el pasado 8 de octubre.

Es importante explicar que para poder liquidar el contrato de concesión, el Distrito debe cumplir con lo señalado en el artículo 19 de la Ley 80 de 1994 y con la cláusula 7 del otrosí del 7 de diciembre 31 de 2019 del contrato, la cual habla de la reversión de los bienes que se modernizaron, administraron, operaron, mantuvieron y expandieron durante la vigencia de la concesión.

“No es cierto que no se ha iniciado la reversión, como lo ha dicho el representante del concesionario, para el caso de la infraestructura de alumbrado público se iniciaron conversaciones desde los primeros días de octubre, el concesionario hizo unos planteamientos orales y escritos que el Distrito y la interventoría han venido estudiando y ya se les respondió con una carta sustentada en octubre 28”, indicó William Mourra, interventor del contrato de alumbrado público.

Mourra señala que en este proceso han tenido algunas diferencias con el concesionario, sin embargo, “el Distrito ya dio el paso más importante para reversar la infraestructura, que es el inventario georreferenciado, el cual fue hecho por Findeter en el marco del estudio contratado por la Alcaldía en 2019, y es de conocimiento de todas las partes”.

Con este inventario, se puede conocer cuántas, dónde y en qué estado están las luminarias que hoy tiene el Distrito de Cartagena.

“Los planteamientos del concesionario son más que todo de carácter interpretativos, por lo que el Distrito en su respuesta tuvo que echar manos a sentencias y conceptos de altas cortes, apoyado por información técnica entregada por la interventoría. El paso más importante para reversar la infraestructura ya lo dio el Distrito, porque todo se basa en el inventario georreferenciado, y Findeter, que se encargó de realizarlo, ya lo entregó y aceptó unas modificaciones. El concesionario conoce de todo esto”, precisó el interventor.

¿Y la semaforización?

Leonardo Olarte, apoderado especial y abogado de la concesión, contó cómo fueron las condiciones del contrato y la propuesta que se hizo para modernizar el sistema y señaló que “la propuesta presentada en ese entonces satisfacía ambas necesidades, modernización y expansión. Proyectamos una extensión del contrato por nueve años porque en ese momento era el tiempo que le restaba de ejecución y que de acuerdo con la ley no se pueden extender más de 30 años. Así las cosas, esa inversión se visualizó en un flujo financiero para no impactar los ingresos del impuesto de alumbrado público, pero desconocemos la metodología de cálculo tenida en cuenta por el Distrito en la valoración de la propuesta presentada por el concesionario”.

El apoderado además comentó que “hoy, ad portas de estar terminando, el balance es muy favorable. Es un contrato que en 22 años solo ha tenido siete otrosíes, de los cuales cinco han sido modificaciones propias de las necesidades que ha tenido el sistema en cuanto a la semaforización, alumbrado, efectos del impuesto de alumbrado público, que se han ido incorporando normativamente, y dos prórrogas de un año cada una”.

Por su parte, desde el Distrito señalan que “el servicio que presta el concesionario con la semaforización, es de resaltar, que desde que se suscribió el otrosí número 7 la actividad de semáforos dejó de estar concesionada y lo que hace el concesionario del alumbrado es prestar el servicio de Administración, Operación y Mantenimiento (AOM)”.

Indicaron que sobre el retraso en el pago que debe hacer el Distrito por este servicio, “lo que ocurre es que el concesionario pretende que se le reconozcan saldos de actividades que no se están ejecutando, por tanto, la interventoría no ha dado el visto bueno de dicha factura de cobro, lo cual impide que el Distrito proceda con el pago”.

El interventor Mourra aseveró que la terminación de este contrato o servicio se dará a feliz término.

Concejo estudia proyecto

El Concejo de Cartagena está estudiando el proyecto de acuerdo 044, para autorizar el uso de vigencias futuras para suscribir un contrato interadministrativo para implementar la operación, mantenimiento y modernización del sistema de alumbrado en los próximos 10 años. Sin embargo, el alcalde William Dau ha dejado claro que, independientemente de la decisión que se tome en la corporación edilicia, la administración no prorrogará la actual concesión.

“Con el avance que lleva la liquidación, se espera que el proceso continúe sin contratiempos y el 4 de enero de 2021 se firme el acta final de reversión del contrato de concesión”, finalizó el interventor.