Cartagena


Lista hoja de ruta para ampliación del pedraplén de Playetas, en Barú

El Distrito ya tiene sobre la mesa un método de construcción para la ampliación del pedraplén de

MARYLIN MARTÍNEZ MARTÍNEZ

28 de junio de 2019 10:00 AM

En diciembre del año pasado la Gobernación de Bolívar entregó el pedraplén de Playetas, una solución de movilidad para la zona insular, pero también una cura anticipada para el problema ecológico que emergía en esta área, ya que la isla de Barú estaba a punto de romperse y unirse con el mar Caribe a través de la ciénaga del Mohán, lo que habría causado una catástrofe ambiental.

Aunque se celebró este avance, también despertó preocupación que faltaran varias fases para concluir la vía de Playetas. En ese momento se habló que faltaban 70 centímetros más en piedra y luego 1,20 metros más para hacer el pavimento a lo alto. Es decir, serían más de dos metros por encima del pedraplén de hoy.

Tras la gestión del alcalde Pedrito Pereira, el Órgano Colegiado para la Administración y Decisión (OCAD) aprobó el proyecto para la optimización del pedraplén y conformación de la cimentación de la vía transversal de Barú, con recursos por más de 20 mil millones. Luego de esto, el mismo mandatario explicó en qué consiste el proceso constructivo.

“Se contempla la ampliación del proyecto ejecutado por la Gobernación a lo ancho. Se va a tener 1,1 kilómetros de protección costera ampliado en su ancho para aumentar los niveles de defensa contra los ataques del mar hacia el continente o hacia la isla”, dijo.

Puntualizó que para poder ejecutar este proyecto, lo primero que hay que hacer es limpiar el fondo marino, de todas las especies vivas que se encuentren allí, y llevarlas a un reservorio para hacerles seguimiento y preservarles la vida. “Este es un asunto ambiental que es obligatorio y que está dentro de la licencia ambiental aprobada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales”, dijo.

Agregó que una vez se haga la limpieza, se colocará la roca más grande, que es la que va en el fondo marino y se empezará el proceso de colocación de rocas.

“Una vez que se coloquen las piedras grandes, procedemos a poner las piedras medianas y al final, en la parte de arriba, unas piedras pequeñas. Son tres tipos de piedra que contempla la protección costera. Lo importante, lo que hay que tener en cuenta, diferente a lo que ha hecho la Gobernación, es que vamos a trabajar al lado de una vía con tráfico vehicular, por lo que hay que tomar las prevenciones de seguridad, con paleteros para que no haya ningún tipo de inconveniente”, dijo.

Respecto a los pasos de fauna (estructuras que permiten a los animales cruzar barreras hechas por los humanos), señaló que hay que alargarlos a lo ancho. “Tenemos unos pasos de fauna para el ancho de la vía que está construida, pero como esta será ampliada, hay que alargarlos. Esto se puede hacer ya al final del proyecto, para que los pasos de fauna continúen funcionando y no haya ningún tipo de interrupción en el flujo de agua durante la obra”.

¿Qué viene?
Con un plan constructivo estructurado y un presupuesto sobre la mesa, el paso a seguir es incorporar de manera inmediata los recursos, hacer el respectivo decreto e iniciar el proceso contractual, para así empezar cuanto antes estas obras. Es de resaltar que la construcción del pedraplén la realizó el Consorcio Vial Isla de Barú en seis meses.