Los Alpes, atrapado por el auge comercial

07 de junio de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El auge comercial que en los últimos años está arropando los barrios cartageneros de los extramuros, tiene abrumados a los habitantes del barrio Los Alpes.
Tiene casi 50 años de existencia, y algo así como 4 mil habitantes, quienes levantaron sus casas sobre lotes que una empresa privada les vendió. En esos comienzos, el barrio gozaba de una tranquilidad que, años después, se vería interrumpida por la importancia que con el tiempo fueron ganándose los territorios atravesados por la Avenida Pedro de Heredia.

Los Alpes fue uno de esos. Las tres entradas que arrancan desde la Pedro de Heredia sufren congestionamiento con las estaciones de moto y bicitaxis, pero también con el aparcamiento de automóviles que se toman media vía y dificultan el tráfico regular, hasta el punto de que los trancones ya se han vuelto asunto cotidiano en el barrio, sobre todo cuando los grandes furgones proveedores de los locales comerciales toman las calles como zona de cargue y descargue.
En ese abuso del espacio colectivo, los dueños de talleres también ponen su cuota, ya que suelen tomar las calles como extensiones de sus negocios, sin que autoridad alguna les aplique las sanciones del caso.

La proliferación de establecimientos comerciales de toda clase, ha servido de atracción a los habitantes de la calle, quienes no tienen empacho en ocupar los jardines, terrazas y andenes para dormir y realizar sus necesidades fisiológicas a la vista de niños y adultos.

En ese sentido, Víctor Esquivia Polo, presidente de la Junta de Acción Comunal, ha enviado oficios a la Alcaldía Local 2 y a la Secretaría de Participación y Desarrollo del Distrito, despachos que han intervenido temporalmente, pero el problema retorna y hasta se acrecienta.
La incursión de grandes camiones proveedores ha hecho que las tres entradas del barrio, del lado de la Pedro de Heredia, se hayan dañado paulatinamente, pues esas plaquetas, según los habitantes, no fueron hechas para ese tipo de tráfico.

“Esa circulación de camiones –afirma Esquivia Polo-- viola el Código Nacional de Tránsito. Por eso no entendemos por qué no se hace una inspección ocular y se aplican las sanciones a que haya lugar, siendo que ya hemos enviado quejas a las direcciones del DATT y la Gerencia del Espacio Público del Distrito”.
Asimismo, los líderes comunales destacan la colaboración de la Policía Metropolitana de Cartagena en la reducción de los atracos en moto, pero consideran que se necesitan más esfuerzos para controlar a los consumidores de estupefacientes, que tienen el parque principal, cerca de la Iglesia Cristo Sacerdote, como su lugar de esparcimiento.

“Los padres de familia –dice Yaneth Machacón, otra líder comunales--, nos sentimos en verdadero estado de indefensión, porque no sabemos de qué manera podría reaccionar una persona de esas cuando está bajo los efectos de las drogas; y en estos sectores hay niños y jovencitas que vienen al parque a recrearse; mientras que adultos y personas de la tercera acceden por asistir a la iglesia”.
Los trabajadores cívicos hicieron un llamado a la empresa de aseo Pacaribe para que ubique canastas de recolección de basuras industriales en sitios estratégicos señalados por la JAC.

“Los funcionarios de esa empresa hicieron una inspección en el barrio y determinaron la necesidad de llevar a cabo nuestra propuesta. Pero, no obstante, de haberse establecido el acuerdo para hacer una campaña informativa previa a la instalación de las canastas, estas nunca se colocaron y la contaminación continúa”, indicó Víctor Esquivia.

Otros puntos

*En la Calle 31E y en la Transversal 71d hay dos postes quebrados, ambos de la empresa Electricaribe, que amenazan con desplomarse sobre las viviendas.
*En varias calles, los transformadores se han vuelto insuficientes para la cantidad de edificaciones. Por eso, las fluctuaciones de la energía eléctrica están a la orden del día.
*En varias calles, en invierno y en verano, se registran charcos de  agua que brotan del pavimento y los moradores desconocen el motivo de tal molestia.
*La mayoría de las residencias ocupan el estrato cuatro, pero se pueden encontrar viviendas en estratos 2 y 3.
*Los moradores temen que el parque principal del barrio termine invadido de negocios, cosa que echaría por tierra el trabajo de un grupo de damas que lo cuida y mantiene para oxigenar a la comunidad.
*La invasión que temen está siendo propiciada por algunos residentes, pero sobre todo por personas procedentes de Venezuela.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS