Los comerciantes de vírgenes en Blas de Lezo

16 de julio de 2013 12:40 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Enrique Arnedo hace su “agosto” cada 16 de julio cuando las celebraciones de la Virgen del Carmen sumergen al barrio Blas de Lezo entre procesiones y devoción.
Comerciar con rosarios, imágenes, velones, estampillas y vírgenes de cerámica, es lo que alimenta el alma, el espíritu, pero también el bolsillo de este señor, de unos 60 años y de aspecto humilde.
Su escenario de trabajo elegido, al igual que el de otros 4 comerciantes de objetos sagrados, es el Parque de la Virgencita, ubicado en este popular barrio de Cartagena. Un lugar donde cada noche del 16 de julio confluyen las oraciones, peticiones y promesas, salpicadas con las cervezas que otros más ingieren para celebrar en honor a la Patrona de los Conductores.
Aunque esquivo a las cámaras, Enrique muestra uno a uno los objetos que se pueden comprar por estos días en el Parque.
“Las vírgenes se consiguen desde 15 mil pesos. La más cara cuesta 120 mil”, dice el señor.
Los vendedores al igual que los devotos de la virgen de este sector, se encuentran dichosos por estos días. Han esperado un año entero para encender sus velas y ponerlas al pie de la estatua de la Virgen, esta vez con un parque totalmente remodelado y digno de este tipo de celebraciones religiosas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS