Cartagena


Los fallos que quedaron pendientes para el Distrito en 2020

Fueron varios los desacatos los que le costaron al exalcalde Pedrito Pereira órdenes de arresto por incumplimiento en 2019. Varios fallos judiciales quedaron pendientes para la administración Dau.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

02 de enero de 2020 02:00 PM

El 2019 fue año que reafirmó la crítica situación jurídica en la que se encuentra el Distrito de Cartagena, contra el cual cursan cerca de 2.200 procesos judiciales entre acciones constitucionales, populares, de cumplimiento y tutelas, de acuerdo a los hallazgos encontrados durante el empalme.

De hecho según cifras de la Oficina Asesora Jurídica a corte de agosto de 2019 habrían 134 fallos pendientes por cumplir y 53 desacatos relacionados a acciones de cumplimiento y acciones populares. Mientras que en cuanto a desacatos por acciones de tutela la cifra asciende a 80 sólo en 2019.

(Le recomendamos: 2.181 procesos activos en contra del Distrito)

Tal situación que se ha perpetrado por varios años ya, le ha costado al gobernante de turno, sea quien sea, enfrentarse con sanciones como órdenes de arresto ante el incumplimiento de los fallos proferidos por los jueces.

Pedrito Pereira, exalcalde de la ciudad, no fue ajeno a esa situación y por ello también le tocó hacer frente a arrestos en su contra.

Estos fueron algunos los fallos que el Distrito no acató en 2019 y que comprometieron la libertad del exalcalde Pereira.

1. Trabajos de pavimentación en el barrio El Carmelo

En 2010 los residentes de la calle Cádiz del barrio El Carmelo presentaron una acción popular en contra del Distrito reclamando la continuación de los trabajos de pavimentación de la calle que quedaron inconclusos desde aquel entonces.

Nueve años después el 30 de mayo de este año, el juzgado Séptimo Administrativo del Circuito de Cartagena resolvió multar al Distrito -representado por el alcalde- con cinco días de arresto por el desacato del fallo o en su lugar el pago de una multa con un valor de cinco salarios mínimos vigentes.

Imagen calle-cadiz_1765478_20190612183956

Calle Cádiz // Archivo

2. Obras de adecuación de la Institución Educativa Omaira Sánchez, en La Candelaria

El fallo proferido el pasado 20 de junio ordena al Distrito y a la Secretaría de Educación adelantar las obras de adecuación, reparación y mantenimiento correctivo a la planta física de la institución educativa, la cual presenta un grave nivel de deterioro.

Tanto Pereira como la exsecretaria de Educación, Claudia Almeida fueron sancionados con tres días de arresto. El exalcalde en aquel entonces de defendió alegando que la intervención del colegio se encontraba dentro de una licitación para la mejora de la infraestructura de diferentes instituciones oficiales, pero que tuvo que ser retirada tras la revelación de varias inconsistencias por parte de Funcicar en el contrato.

Imagen CLEGIO OMAIRA

Colegio Omaira Sánchez. // Archivo.

3. Incumplimiento en sustitución de vehículos de tracción animal

Cinco días de arresto le fueron ordenados al alcalde Pereira en el mes de julio de este año por no llevar a cabo la sustitución de vehículos de tracción animal ordenada mediante sentencia de 2016, hace tres años.

El fallo, igualmente conmutable por la suma de cinco salarios mínimos mensuales vigentes, exhorta al mandatario a completar el proceso de sustitución de estos vehículos y en la misma medida a incentivar a los conductores de estos a que hagan parte del programa de sustitución, el cual ha sido introducido en la ciudad de manera paulatina por el Distrito.

Imagen TRAX

// Archivo.

Siguen en espera

Aparte de los incidentes ya mencionados, ocurridos particularmente en 2019, hay una deuda histórica de fallos sin cumplir que elevan la lista de pendientes en el Distrito para la administración entrante, por lo que no resultaría nada extraño que al alcalde William Dau, le toque pagar algunos días de arresto por cuenta de acciones que no se han tomado en el pasado.

Alguna de estas son el traslado del Mercado de Bazurto (fechado desde 2003), la clausura del relleno sanitario de Henequén (2009), la reubicación de los habitantes de Marlinda y Villagloria en el corregimiento de La Boquilla próximos a la ciénaga de la Virgen (2011), la reubicación de algunas familias de El Rodeo cuyas casas fueron construidas en zonas con diapirismo volcánico (fallada en 2017), entre otras.